Información sobre vivienda y economía

Algunas ccaa usan google maps para determinar el precio de un piso comprado y así cobrar más impuestos

¿Es posible saber el valor real de un piso sin visitarlo por dentro? Parece que sí. Algunas comunidades autónomas se sirven de google maps para tomar imágenes del exterior de una vivienda usada comprada para determinar el valor de la misma. Consideran que el precio de la compraventa es inferior al estimado por la administración y, por tanto, el propietario tendrá que pagar más por el impuesto de transmisiones patrimoniales (itp). Algunos expertos denuncian este tipo de práctica: elaborar informes “periciales” de pisos comprados cuyo valor lo determinan, entre otros factores, con fotos de la fachada y no de dentro del inmueble

Comprar un piso de segunda mano “barato” está penalizado por hacienda ya que el impuesto de transmisiones patrimoniales (itp) que se paga no se basa en el precio escriturado sino en el valor real del inmueble y para ello cada comunidad autónoma cuenta con un precio mínimo de referencia  que se suele fundamentar en estudios de mercado. Esto es así para evitar compraventas fraudulentas, pero el problema llega con la forma que tienen algunas autonomías de valorar una casa en caso de que consideren que el precio de la compraventa está por debajo de dicho valor mínimo de referencia. Algunas de ellas, como el caso de la comunidad de Madrid,  recurren a dos procedimientos recogidos en el artículo 57 de la ley general tributaria:

- A través de unas tablas o valores mínimos resultantes de registros fiscales 

- A través de un dictamen de peritos

Algunos peritos de la administración están valorando las viviendas compradas mediante un dictamen parecido (pero no igual) a una tasación que hace cualquier tasadora independiente como paso previo a la concesión de una hipoteca. La gran diferencia es que el técnico de la comunidad autónoma no visita el interior de la vivienda, con lo que no lo mide ni ve el estado de conservación. Incluye planos, fotos del exterior obtenidas a través de google maps y para fijar una valoración toma como referencia el catastro (donde los datos que se registran no son 100% fiables al no corroborarse previamente) y las operaciones de compraventa que ha habido en la zona del inmueble  

Ramón falcón, catedrático de derecho financiero de la universidad complutense critica que este tipo de tasación arroja un valor del inmueble “altísimo” y sin que lo haya visitado un técnico.  “Para dar apariencia de ‘tasación’ ponen fotos sacadas de google maps”, añade

Uno de los casos más estrambóticos, tal y como denuncia el catedrático falcón, es el informe que se hace para determinar el precio de una plaza de garaje pero sin incluir fotos de la misma. “Los técnicos no saben si la plaza de garaje es pequeña o grande, si tiene fácil acceso o no porque no la llegan a ver en persona”, añade

¿Es legal?

Desde la consejería de hacienda de la comunidad de Madrid aseguran que los peritos no están obligados a ir presencialmente a la vivienda. De hecho, hay dos sentencias del tribunal superior de justicia de Madrid (sentencia de 27 de septiembre de 2012 del tribunal superior de justicia de Madrid (tsjm) y sentencia de 5 de septiembre de 2013 del tsjm) que señalan que la visita del perito al inmueble no es imprescindible

Sin embargo, la realidad es que hay casos de litigiosidad entre contribuyentes que no admiten un informe de la administración determinando, a efectos del itp, el valor de la vivienda que han comprado mediante imágenes sacadas de google maps. Estos contribuyentes afectados interponen recursos de reposición o una reclamación económico-administrativa y, para ello, presentan una tasación contraria

El catedrático ramón falcón se pregunta que cómo puede hacerse una valoración individualizada sin visitar el inmueble y sin conocer el estado de conservación

¿De qué manera las ccaa cobran el itp sobre un importe diferente?

Cuando el comprador adquiere una vivienda paga el 7% de lo que se ha escriturado pero puede llegar hacienda y reclamar el pago de un importe complementario de itp, al estimar que la vivienda vale más. Dicho importe sería el 7% de la diferencia entre el valor por el que se escrituró la casa y el mínimo valor que la vivienda tiene a los ojos de hacienda, más los intereses correspondientes por el retraso en el pago

Por ejemplo, si compramos un piso por 200.000 euros, deberíamos pagar 14.000 euros por itp. Si en las tablas de hacienda figura que esa vivienda tiene un precio mínimo de 300.000 euros y que le corresponde un itp mínimo de 21.000 euros, nos reclamará el pago de la diferencia: 7.000 euros más intereses

Noticias relacionadas:

Hacienda 'penaliza' a quien compre un piso-chollo
 

Las inmobiliarias denuncian que la compra de un piso chollo sigue conllevando el pago de más impuestos 

Claves para recurrir los impuestos extra que reclama hacienda por comprar un piso-chollo