Información sobre vivienda y economía

Así crece latinoamérica: 5 edificios icónicos con los que América del sur se ha apuntado a la moda de los rascacielos

en la actualidad chile tiene el edificio más alto del continente: la gran torre santiago, de 300 metros
Autor: Redacción

Artículo escrito por gorka ramos, colaborador de idealista news desde Santiago de Chile

América latina piensa en altura. Aunque históricamente no tienen mucha fama -solo un 4% de los rascacielos mundiales se encuentra en el continente-, los países latinoamericanos están aumentando en los últimos años su tendencia a construir en altura. La relajación de las restricciones en materia aérea y el aumento de la población urbana han sido, junto al mayor crecimiento económico, los detonantes de este tipo de construcciones en altura

Algunos datos representativos: en 2013 más de 100 edificios latinoamericanos superan los 150 metros de altura y en los próximos tres años está previsto que se terminen una veintena más por encima de los 180 metros. Del total, panamá es el país que más rascacielos ha levantado, con veinte de los treinta edificios más altos de la región y alturas de entre 192,3 y 284 metros

Aparte encontramos la carrera por tener el edificio más alto del continente, competición que en el último lustro ha cambiado de ganador varias veces. En la actualidad Chile ostenta la primera posición con el gran torre Santiago (300 metros), aunque en 2011, la torre trump ocean en ciudad de panamá ostentaba el récord con 284 metros

El rascacielos de la capital chilena es el edificio más alto de la región y el segundo del hemisferio sur. Entre los santiaguinos es más conocida como torre costanera, aunque también podría llamarse la 'niña mimada de Chile’

Aunque fue estrenada hace ya unos meses, el interior del rascacielos sigue vacío. La empresa responsable de su construcción –el gigante comercial cencosud– no han presentado hasta la fecha un plan de impacto vial que deje tranquilas a las autoridades. Sin embargo, parece al menos curioso que nadie preguntara por dicho plan antes de comenzar y terminar de levantar la torre

El edificio principal es parte del complejo costanera center, que contará con tres rascacielos más y con el centro comercial más grande del país, que ya se encuentra en funcionamiento. El coste del proyecto se estima en al menos 500 millones de dólares

Panamá, paraíso de las torres

En latinoamérica, hacer una revisión tipo de los cinco, diez o veinte edificios más altos carece de sentido, casi todos serían panameños. El país centroamericano tiene, por ejemplo, el segundo edificio más alto de la región, la torre trump ocean

El nombre del edificio no es ninguna casualidad, el multimillonario estadounidense está detrás de este proyecto, el primero que ha desarrollado en latinoamérica y que supuso una inversión de alrededor de 430 millones de dólares

El rascacielos de 284 metros se encuentra en terreno ganado al mar en punta pacífica, el centro financiero de la capital panameña y sede de la mayoría de edificios en altura. A diferencia de la torre chilena, el hotel trump ocean se abrió poco después de terminar su construcción. En sus setenta pisos conviven 369 habitaciones, tres restaurantes, dos piscinas y siete salones de conferencias

El pionero

Vale, la historia 'rascacielística' de américa del sur es breve si se compara con la del hemisferio norte, pero el primero que se lanzó a la carrera de las alturas merece una mención especial. Los brasileños fueron los primeros en reclamar la hegemonía arquitectónica en altura

El edifício altino arantes cuenta con unos 150 metros de altura que hoy no impresionan demasiado pero que le sirvieron para ser conocido durante un tiempo como la construcción más alta del mundo fuera de estados unidos. Las obras para levantar las 36 plantas de la torre se extendieron de 1939 a 1947, con el correspondiente retraso motivado por la segunda guerra mundial. Es todo un orgullo para los brasileños

Un gigante sobre amortiguadores

Dentro de la carrera por el podio al más alto, la torre mayor en ciudad de México es un imprescindible. El rascacielos fue durante siete años (2003-2010) -y hasta la finalización del trump ocean de panamá- el más alto de latinoamérica

Aunque otros países de la región han seguido perfeccionando la resistencia sismológica en rascacielos, los mexicanos fueron los primeros en atreverse a construir 225 metros en un lugar de alto riesgo sísmico

Sin embargo, este detalle no fue olvidado en ningún momento: las 55 plantas y 29 ascensores de la torre mayor fueron objeto de estrictos estudios sísmicos que determinaron la necesidad de 98 amortiguadores para aislar la construcción de los constantes terremotos

De hecho, la construcción está considerada entre los rascacielos anti sísmicos más seguros del mundo. El propietario del rascacielos es el polémico especulador george soros, considerado por forbes como la séptima persona más rica del mundo

Las otras torres gemelas

Para finalizar una clasificación del todo ecléctica, el paseo debe terminar en la capital venezolana. Aunque hoy en día pueden pasar desapercibidas, las torres del parque central de caracas fueron un hito en la década de los ochenta al batir varios récords

Torres gemelas de parque central son los dos rascacielos venezolanos por excelencia. Tienen 56 pisos y 225 metros de altura y en 1987 se convirtieron en las más altas de latinoamérica. Al terminar las obras, las torres de parque central fueron las líderes mundiales en altura de edificaciones a base de hormigón armado

Además, entre las peculiaridades del complejo se puede destacar que es un proyecto venezolano 100%, desde el diseño hasta la financiación. En la actualidad, doce organismos del estado tienen oficinas en las torres

En 2004, un incendio destruyó diez plantas de la torre este. El fuego se extendió durante quince horas, y aunque la edificación no colapsó, las obras de recuperación para mantener vivas a ‘las otras torres gemelas’ continúan aún en 2013

Noticias relacionadas:

El edificio favela más alto del planeta y la triste realidad del mercado inmobiliario venezolano