Información sobre vivienda y economía

Miedoso, conservador y desconfiado: el perfil del pequeño ahorrador en España

los depósitos siguen siendo la preferencia de los pequeños ahorradores
Autor: @javierpicazo

El pequeño ahorrador en España es miedoso, desconfía de los bancos, se preocupa más por la letra pequeña y se decanta por productos financieros seguros, a pesar de que ofrecen menos rentabilidad. A grandes rasgos ese es el perfil que revela la encuesta elaborada por la asociación europea de asesores financieros (efpa)

Según sus datos, el 86,5% de los pequeños ahorradores se mantiene fiel a los depósitos como vehículo más adecuado para rentabilizar sus ahorros. Un producto financiero más fiable que otros, a pesar de que cada vez ofrece beneficios menos seductores debido a las limitaciones marcadas por parte del banco de España

Espoleados por la crisis y la inquietante situación de los bancos,  una gran mayoría de los inversores españoles (el 93%) se preocupa ahora más que nunca por conocer las características del producto que contrata, mientras que un 85% reconoce haberse vuelto más conservador

Según el informe elaborado por la efpa, el nivel de riesgo del producto financiero se sitúa por delante de otros factores como la rentabilidad o la liquidez, aunque también revela un mayor número de pequeños ahorradores exploran otras vías para sacar mayor partido a sus ahorros. En este sentido, un 42,1% de los inversores se ha fijado en los fondos de inversión, que se sitúan en segunda posición en cuanto a preferencia, por delante de la bolsa (11,8%) y la deuda pública (11,6%)

En este punto se encuentran muchos jóvenes como Ignacio, que a sus 34 años se está planteando entrar en bolsa atraído por el incremento que experimentó el parqué el año pasado. "Me da aún mucho respeto, pero quiero empezar a entrar en inversiones con un poco más de riesgo a ver como me va", según desvela a idealista news.

De momento, mantiene sus ahorros divididos entre el banco tradicional, en el que tiene una cuenta nómina, y un depósito: "me decanté por un depósito para diversificar el dinero en plena crisis, cuando todo estaba dominado por la incertidumbre y nadie sabía si los bancos iban a cerrar o no. Pero la rentabilidad es muy poca". En su opinión, una de las cosas positivas de la crisis ha sido que ahora la gente tiene un conocimiento mayor de los productos financieros. "Hace un año pensaba que los fondos y la bolsa eran para especialistas, ahora son opciones mucho más factibles"

En este sentido, según la encuesta de la efpa, a la hora de elegir dónde y cómo invertir sus ahorros, más de la mitad de los encuestados (55,5%) confía en las recomendaciones de su asesor financiero particular, mientras que un 23% reconoce que se guía por sus propios conocimientos financieros

El pequeño ahorrador español además confía poco o nada en su banco (73,5%), cree que la situación económica es la misma que hace seis meses (48%) y sólo dos de cada diez confía en que la crisis financiera terminará este año