Información sobre vivienda y economía

El banquero ‘responsable’: “ningún ejecutivo financiero, ni el mejor del mundo, debería ganar más de un millón”

Autor: Redacción

La codicia es buena. La codicia es correcta. La codicia funciona. La codicia, en todas sus formas, ha marcado el desarrollo de la humanidad […] y ayudará a salvar a esa empresa que funciona tan mal llamada estados unidos”. Aunque michael douglas se llevó el Oscar al mejor actor en 1987 por su excesiva interpretación del agresivo inversor gordon gekko en ‘wall street’, la desmesurada ambición y el gusto por el dinero de los ejecutivos financieros estadounidenses no son una licencia cinematográfica… y perdura a pesar de la crisis

Capitaneados por lloyd blankfein, presidente de goldman sachs –que en 2013 ganó más de 26 millones de dólares–, los 20 ejecutivos mejor pagados de wall street superaron sin problemas los 5 millones de dólares en concepto de sueldo y bonus. Una circunstancia que frédéric oudéa, ceo del banco francés société générale, considera un error

El hombre encargado de sacar a la segunda entidad financiera francesa del profundo agujero en el que cayó tras el escándalo que en 2008 provocó el fraude de 4.900 millones de euros atribuido al broker jerôme kerviel, aseguró en una entrevista con el programa squawk box de la cnbc que “como se ha demostrado durante la crisis, los grandes beneficios pueden provocar el desastre”

Para oudéa los sueldos desmesurados y los grandes bonus habituales en wall street mandan un mensaje equivocado a los jóvenes, asegurando que si se transmite a la sociedad que la banca es la mejor profesión para ganar dinero, el sector únicamente atraerá a los más avariciosos

Contención salarial

El ejecutivo francés defendió la reforma del sector financiero aprobada el pasado mes de abril por el parlamento europeo, que limitará los bonus. Con una sonrisa cómplice, se mostró de acuerdo con la afirmación del presentador joe kernen, que le cuestiono su postura de que “ningún banquero, ni el mejor del mundo, vale más de un millón de euros”, tal y como acordaron los reguladores y gobiernos de la ue 

El nuevo marco legislativo, que entró en vigor el 1 de enero de 2014, se aplicará sobre 8.200 bancos de la unión europea y establece que las retribuciones variables no podrán superar el salario fijo de los ejecutivos. Sólo en los casos en que lo apruebe un 66% de los accionistas, los bonus podrán llegar a duplicar la retribución fija

También se acordó que al menos el 25% de los bonus que superen el salario tendrán que ser diferidos por un plazo de al menos cinco años, con el objetivo de que las entidades y sus directivos no asuman excesivos riesgos en la toma de decisiones

Ante la sorpresa de los presentadores, oudéa, cuyo salario base es de 612.742 euros -algo más de un millón si se incluye el bonus-, explicó que a diferencia de los que se cree en eeuu, los desmesurados bonus habituales en wall street no son la única manera de motivar a los genios de las finanzas y evitar la fuga de cerebros al otro lado del charco

“Me gusta rodearme de gente que esté motivada no solo por su remuneración, sino también porque les guste su trabajo y estén ansiosos por hacer lo mejor para sus clientes”, explicó el ceo de  société générale, quien apuntó que “lo que es socialmente aceptable puede también ser una compensación atractiva” 

Los banqueros españoles no dan ejemplo

Según parece, la moderación salarial que propone el presidente de société générale no ha calado, al menos de momento, entre los ejecutivos de banca españoles, que según el último informe de la autoridad bancaria europea (eba) cobran de media 2,4 millones de euros anuales, un 58% más que el salario medio que ingresan los banqueros mejor pagados en el resto de países europeos

Aunque nuestro país es sólo el cuarto estado de la ue en mayor número de banqueros que cobran por encima del millón de euros, por detrás de reino unido, Alemania y Francia,

El sueldo medio de los banqueros españoles que ganan más de un millón de euros, los 125 privilegiados que conforman la élite financiera española se repartieron en 2011 –último dato conocido– más de 219 millones de euros, un 8,1% más que el año anterior