Información sobre vivienda y economía

Una pintura que se come la contaminación y purifica el aire

Autor: Redacción

Puede que su nombre te suene a chino y que sus propiedades te parezcan sacadas del guión de una película de ciencia ficción en lugar del lineal de cualquier gran superficie de bricolaje, pero lo cierto es que la pintura fotocatalítica, que se come la contaminación y purifica el aire, existe y se puede comprar desde unos 10 euros el litro

Con la capa de ozono bajo mínimos y la polución en máximos, estas pinturas de última generación son capaces de eliminar sustancias nocivas para el ser humano mediante un proceso químico activado por la luz solar que funciona de una manera parecida a la fotosíntesis de las plantas

Y no es ninguna tontería: la agencia europea del medio ambiente (eea) alerta que en torno al 90% de la población urbana de la ue está expuesta a concentraciones de contaminantes que la organización mundial de la salud (oms) considera perjudiciales para la salud. De hecho, afirma que la polución explica la muerte prematura de 400.000 personas en 2010, más de 10 veces las muertes por accidentes de tráfico

La fotocatálisis es una reacción de oxidación que se produce cuando coinciden tres factores: dióxido de titanio (que actúa como catalizador), oxígeno y luz, ya sea ultravioleta o luz visible. Esto es, teniendo en cuanta las horas de sol que hay en nuestro país, es la fórmula perfecta para luchar de manera efectiva contra los contaminantes que se generan en las grandes ciudades

 

Esta solución anticontaminante no está pensada únicamente para las fachadas de los edificios, sino que es fácilmente aplicable en asfalto, aceras, cristales o farolas, según la asociación ibérica de la fotocatálisis

Además, esta tecnología permite mantener los objetos visiblemente más limpios, ya que evita el crecimiento de bacterias y hongos, y no solo en el exterior, también en el interior de casas, oficinas, escuelas, hospitales y otros recintos cerrados 

En exteriores, los nitritos y nitratos se retiran o bien con la lluvia o con la acción de los equipos de limpieza. En ambos casos, terminan llegando a los puntos de depuración de aguas, donde se procesan como cualquier otra partícula

A pesar de que la fotocatálisis lleva años empleándose en países como Japón o Italia, en nuestro país su implantación masiva se está retrasando debido a que la crisis ha dejado a los ayuntamientos sin los fondos necesarios para acometer el cambio