Información sobre vivienda y economía

La reducción del stock de casas nuevas no depende del precio, sino del PIB autonómico

Autor: Redacción

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepto) calcula que hay en nuestro país 439.617 viviendas nuevas vacías, lo que significa que el número se ha desplomado un 36% en el último lustro.

Sin embargo, la reducción del stock de casas vender ni alquilar no ha seguido el mismo patrón en todas las regiones españolas. La mayor o menor caída, según explica Cinco Días, está estrechamente relacionada con el crecimiento económico que registrado en las diferentes comunidades y no con la evolución de los previos de la vivienda nueva.

Así pues, insiste el diario, las cinco autonomías en las que más ha bajado el excedente de casas entre 2009 y el tercer trimestre de 2014 (último dato oficial) son, por este orden, Navarra, Cantabria, Extremadura, Canarias y Madrid. En el caso de la capital, el stock se ha reducido en un 45%, mientras que en el navarro el desplome ya alcanza el 93%.

Curiosamente, las estadísticas dicen que tres de esas regiones fueron las que lideraron el crecimiento económico en España: Canarias, Madrid y Navarra. Junto a ellas, Cataluña y Comunidad Valenciana fueron las que consiguieron un aumento de su PIB más destacado.

¿Y qué han hecho mientras tanto los precios de las viviendas de nueva construcción? Según las cifras del Ministerio de Fomento, las comunidades autónomas que han registrado las mayores depreciaciones son Murcia, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Andalucía. En todas ellas, el precio de las casas vacías se ha reducido entre un 33% y un 44,5%.

Otro factor que está incluyendo en la reducción del stock de casas nuevas es que las mejores cifras las encontramos, precisamente, en las regiones que han notado primero la recuperación económica. En concreto, Baleares, Navarra, Canarias, País Vasco, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Por último, los expertos insisten en que la creación de empleo, la facilidad para acceder al crédito bancario y una recuperación económica más vigorosa serán los factores determinantes para conseguir que, a medio y largo plazo, la cifra de casas vacías en España se siga reduciendo.