Información sobre vivienda y economía

¿Qué pasa si heredas una casa en el extranjero?

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

Quien más quien menos tiene algún familiar que marchó al extranjero en busca de fortuna. Algunos volvieron con las manos vacías y otros lograron ganarse la vida en sus países de adopción. Por eso no es extraño, aunque tampoco demasiado común, que de repente alguien nos avise de que hemos heredado una casa de ese tío lejano que emigró a Suiza o Alemania y que nunca tuvo hijos.

En España “la ley aplicable a una herencia es la ley nacional que tuviera el causante en el momento de fallecer”, asegura el notario Fernando Gomá Lanzón en el blog ‘Hay Derecho’. De modo que la herencia de un francés o brasileño se regirá por la normativa de estos países, residan donde residan. Y si un español ha perdido esta nacionalidad y ostenta, por ejemplo la rusa, al momento de fallecer, será la ley rusa la que se aplicará a su herencia.

Hasta ahora el testador no podía elegir directamente qué ley es la que deseaba que se aplicara a su herencia, estaba predeterminada por su nacionalidad. Eso será así hasta el próximo 17 de agosto. Ese día entrará en vigor el Reglamento Europeo 650/2012 de sucesiones y de creación del certificado sucesorio europeo. 

¿Y eso qué implica? “Qué la ley aplicable a la herencia en principio ya no será la de su nacionalidad, sino la de su residencia habitual en el momento de fallecer”, explica Gomá Lanzón.  Esto afecta tanto a españoles que residan fuera como a nacionales tanto de países de la Unión Europea, como de fuera de la misma, que vivan de manera habitual en nuestro país.

Esto es muy interesante, sobre todo teniendo en cuenta la amplia comunidad extranjera, sobre todo británica, con residencia en España. “Ahora se le va a aplicar la ley española de derecho común, con sus tercios de legítima, mejora y libre disposición y demás normativa”, puntualiza el notario. Esta circunstancia podría ser contraria a lo dispuesto con anterioridad en el testamento. 

Solo hay dos circunstancias en las que la normativa no se aplicaría. La primera es que, para casos muy concretos, resultare claramente de todas las circunstancias del caso que, en el momento del fallecimiento, el causante mantenía un vínculo manifiestamente más estrecho con un Estado distinto del Estado cuya ley fuese aplicable.

Además, tampoco tendría efecto el nuevo reglamento de sucesiones si el testador manifiesta en una declaración expresa hecha en testamento que la ley que desea que se aplique a su herencia no es la de la residencia habitual cuando fallezca, sino la de su nacionalidad en el momento de otorgar testamento.