Información sobre vivienda y economía

Francisco González da la cara por la Operación Chamartín

Autor: Redacción

El presidente de BBVA, Francisco González, ha defendido la viabilidad de la Operación Chamartín hablando de generación de empleo y riqueza ante las palabras de la recién nombrada alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de paralizar esta ampliación urbanística de la capital después de 19 años en proyecto “porque no hacen falta más viviendas”.

 "Estamos ante un proyecto que crea riqueza y si crea riqueza para unos, también lo hará para otros", destacó González durante el curso 'El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander.

El programa político de Ahora Madrid, agrupación que lidera Carmena, incluye la revisión de los grandes proyectos urbanísticos de la capital, como las operaciones Chamartín, Canalejas Campamento, Calderón o el Centro Comercial Plaza Río 2.

“Hay que estudiar todas las operaciones urbanísticas. En la Operación Chamartín se habla de un número muy grande de viviendas, que si lleva 20 años rondando, etc.  Es evidente que ahora mismo no hace falta construir más viviendas en Madrid, cuando en la ciudad hay muchas vacías”, afirmó la alcaldesa Manuela Carmena en La Sexta.

La nueva alcaldesa ofreció una alternativa diferente. “¿Para qué vamos a tener unas expectativas de construcción de viviendas nuevas? Hay que darle una configuración distinta a este proyecto. Lo más importante es mejorar lo que tenemos. Lo que Madrid necesita ahora es rehabilitar las viviendas existentes y reconvertir las operaciones urbanísticas en algo razonable y bueno para la ciudadanía”, concretó.

El presidente de BBVA lamentó, por su parte, que la Operación Chamartín lleve 19 años pendiente de aprobación. “El proyecto lleva aparejada la creación de 120.000 puestos de trabajo y unos ingresos para la administración de 3.300 millones de euros”, destacó el directivo, achacando a la alcaldesa "falta de experiencia en la gestión pública”.

BBVA sería uno de los afectados por la paralización de la Operación Chamartín al poseer el 72,5% de la sociedad Desarrollos Urbanísticos de Chamartín, Duch, principal accionista de Distrito Castellana Norte, nombre oficial de este proyecto residencial que contempla la construcción de más de 17.000 nuevas viviendas.