Información sobre vivienda y economía

Wanda quiere demoler la fachada del Edificio España y Carmena, dejar la decisión en manos de los madrileños

Autor: Redacción

El grupo chino Wanda, propietario del emblemático edificio situado en la Gran Vía madrileña, ha pedido permiso al Ayuntamiento para demolerlo entero y rehacerlo de nuevo. Asegura que es inviable cumplir su objetivo de levantar un hotel, una zona comercial y pisos de lujos y mantener la fachada intacta. El Consistorio, en contra de autorizar el proyecto, se plantea convocar un referéndum para que sean los ciudadanos quienes decidan.

Wanda quiere dar un lavado de cara al Edificio España y ha presentado una consulta urbanística al Ayuntamiento para conseguirlo.

El grupo chino, que compró hace un año por 265 millones el mítico inmueble situado en el número 86 de la Gran Vía de Madrid, quiere demolerlo y rehacerlo desde los cimientos. La rehabilitación pasa por la puesta en marcha de un hotel, un centro comercial y pisos de lujo y, para conseguirlo, asegura que necesita derribar la fachada para volver a levantarla... ya rehabilitada.

El anterior gobierno madrileño (liderado por el Partido Popular), autorizó la reconversión del edificio siempre y cuando Wanda no traspasara dos líneas rojas: mantener la fachada principal y sus alzados laterales.

No obstante, el actual propietario del inmueble asegura que es inviable derribar un edificio entero conservando intacta la fachada, por lo que propone demoler todo el inmueble y reconstruir después, piedra por piedra, la fachada principal.

En consulta urbanística que ha presentado el grupo asiático al Ayuntamiento, éste alega que el Edificio España tiene el grado 3 parcial de los edificios protegidos, por lo que “la normativa de obras del Plan General de Ordenación Urbana permite, de forma excepcional, el desmontaje y reconstrucción con los mismos materiales, forma y dimensiones, cuando no sea técnicamente posible la ejecución de la obra permitida manteniendo un elemento catalogado”.

También asegura que ha consultado a todo tipo de expertos y que su tesis es la misma: la consolidación de la fachada es inviable en condiciones de seguridad. Además, recuerda que está en pleno centro de la capital, lo que dificulta aún más la tarea de demolición parcial, y que los ladrillos ya están en la recta final de su vida útil.

Sin embargo, y a pesar de los diversos argumentos del grupo chino, fuentes del Ayuntamiento consultadas por el diario El País aseguran que no está previsto autorizar la demolición de la fachada del Edificio España.

Las últimas noticias que llegan sobre la propuesta de Wanda es que el Colegio de Arquitectos ha pedido a la Alcaldesa, Manuela Carmena, que convoque un referéndum para conocer la opinión de los madrileños en este asunto. El Ayuntamiento ya se está planteando la convocatoria de la consulta para decidir sobre el futuro del edificio.