Información sobre vivienda y economía

Madrid regularizará las obras y reformas no declaradas en el Catastro

Autor: Redacción

El Ayuntamiento de Madrid inicia una campaña de regularización catastral con la que pretende actualizar los datos del Catastro con las obras, reformas y ampliaciones que se han realizado en los inmuebles de la capital pero que no se han declarado. El proceso no implicará sanciones pero si el pago de una tasa de 60 euros por la normalización de la situación, a menos que se haya incumplido la ley. El consistorio también realizará inspecciones en busca de viviendas ilegales.

La capital se une al plan de regularización que la Dirección General del Catastro lleva realizando desde 2013 para  incorporar al Catastro las nuevas construcciones, rehabilitaciones o reformas que no hayan sido debidamente declaradas en este censo de inmuebles.

Este programa durará durante los próximos 12 meses y no implica una nueva revisión de valores catastrales, regularizados con la Ponencia de Valores vigente en el municipio de Madrid.

“El proceso no implica la imposición de sanciones en el caso de que demuestren bienes, reformas o rehabilitaciones que no hayan sido debidamente declaradas, pero regularizar la situación supone un coste de 60 euros”, afirmó la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre. “En el caso de que se demuestre que la vivienda es ilegal o que las obras se acometieron fuera de la legalidad sí implicara sanciones”, concretó el consistorio. También se incluirán los atrasos en la parte proporcional correspondiente al pago Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

La Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas realizara los estudios, tanto por la comprobación de fotografías aéreas como in situ en el lugar del inmueble. Se actuará sobre aquellos inmuebles que presentes diferencias entre la realidad y los datos de catastro. En Madrid existen alrededor de  2,1 bienes inmuebles en la ciudad.