Información sobre vivienda y economía

Después del amor vienen los gastos: así es el primer año en la vida de una pareja

Autor: Ignacio Correa / Equipo de Periodismo de Datos De CUV (colaborador de idealista news)

Casarte es uno de los momentos más importantes de una pareja, pero tiene un precio: 17.000 euros, según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). Sin embargo, lo realmente caro viene después. Los gastos de verdad empiezan justo cuando termina la ceremonia o, si no hay bodorrio, cuando empieza el proyecto de vida en común: piso, muebles, luz, agua, niños... Aquí los tienes. Prepárate.

Piso

¿Comprar o alquilar? Dependiendo de dónde vivas, hay veces que sale más barata la cuota de una hipoteca que la de un alquiler. Según datos de idealista, el precio medio de la vivienda en España sigue todavía un 35% más barato que en 2007, mientras que el alquiler ha empezado a repuntar desde hace un par de años debido al incremento de la demanda. Sin embargo, endeudarte media vida con un banco tampoco parece una opción demasiado apetecible. Veamos las posibilidades:

  • Alquiler: Un alquiler de un piso pequeño en el centro de Madrid podría salir por 900 euros al mes. En las afueras las cosas cambian, si te vas a Getafe, a 15 kilómetros del centro de Madrid, con 900 euros se podría conseguir un piso de hasta tres habitaciones. En cambio, una vivienda en ciudades más pequeñas como Oviedo o Cáceres, puede suponerte un alquiler de 300 o 500 euros al mes para un piso con dos habitaciones.
  • Hipoteca: Tomando como referencia una hipoteca de 150.000 euros, y antes de meterte con las mensualidades, debes tener en cuenta que un 4% de este valor se nos iría únicamente en gastos de constitución de hipoteca, y un 10% más en IVA. Si el banco te concede 15 años y contratas a interés fijo de un 2,5%, deberás afrontar unas mensualidades de 1.150 euros al mes. Además, el banco no te concede un préstamo por más del 80% del valor del piso, de modo que hay que desembolsar por lo menos el 20% en efectivo.

Suministros                                                   

España es uno de los países de Europa donde más pagamos en nuestra factura de la luz, por lo que dotar a vuestro hogar de los servicios básicos (luz, agua, gas, etc.) te quitará unos 150 euros al mes.

Teléfono

Al no haber diferencias por comunidades no supone uno de los gastos más importantes. Normalmente, los operadores ofertan sus tarifas de teléfono fijo junto con el Internet y los teléfonos móviles. El pack de todo te costará unos 70 euros al mes. Añadir una línea más de móvil suele costar 25 euros más.

Comprar alimentos

Alimentar a dos bocas no es lo mismo que a una. Y tu pareja siempre tiene esos alimentos “suyos” que tiene que comprar y que por alguna extraña razón (dietética o de intolerancia) siempre son lo más caro del carrito. Llenar la nevera te costará entre 80 y 120 euros a la semana.

Seguro de la casa

Ciudades como Madrid, Barcelona o Ceuta tienen los seguros del hogar más caros. Unos 250 al año por una vivienda de 100 metros cuadrados. Si por el contrario eres del norte, estás de enhorabuena: Lugo, A Coruña u Oviedo son las que ofrecen los más económicos: unos 100 euros al año, según el comparador Rastreator

Amueblar

Equipar una vivienda de unos 80 m2 podría costarte unos 10.000 euros, pero siempre podrás optar por low cost o muebles ‘más minimalistas’. En estos casos podrías llegar a gastarte unos 3.000 euros.

Transporte

Pensemos en una gran ciudad: tanto si vives con tu pareja en el extrarradio, como si vives en el centro, desplazarte es indispensable. Piensa en un gasto anual entre 1.500 a 1.800 euros anuales para los dos: incluye los abonos transporte, gastos de gasolina en los fines de semana para los desplazamientos de ocio, y taxis puntuales. O sea, 150 euros al mes siendo generosos. Si alguno de los dos tiene menos de 26 años, las tarifas de transporte se reducen a un tercio de esa cifra.

Niños

Vivir juntos es el primer paso, pero los niños, sin duda, son el siguiente. Mantener un retoño durante los primeros tres años te puede costar entre 7.000 y 18.000 euros. Todo depende de factores como la sanidad, la educación o el lugar de residencia: Cantabria, Galicia o Castilla y León son las comunidades donde más esfuerzo supondría criar un hijo. Madrid, Cataluña y País Vasco donde menos. Por cierto, cuando se hacen mayorcitos, vienen los colegios. Un público no supone apenas gastos, pero un concertado puede suponer entre 100 y 200 euros al mes por niño.

Ocio

Según las estadísticas, lo que más gusta al español medio es comer y beber fuera de casa. En los últimos años y a raíz de la ligera mejora de la situación económica, el gasto de los españoles en ocio ha aumentado por lo que  6.000 euros al año entre vacaciones, escapadas, cenas o cervezas no es algo exagerado.

Imprevistos

En medio de este mar de gastos, se hace necesario guardar algo de dinero en forma de ahorros para posibles situaciones inesperadas. Siguiendo la recomendación del Banco de España y la CNMV lo idóneo sería tener una reserva de entre tres y seis meses de gastos normales, pero siendo realistas, esto supone una cifra muy alta e inasumible para la mayoría. Una buena forma sería destinar el 5% de tu sueldo y el de tu pareja a engrosar ese dinero bajo el colchón, que nunca se sabe cuándo te puede ser útil.