Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento de Barcelona tendrá prioridad para comprar 47 fincas en el Raval

La calle Robador, una de las afectadas, es una zona deteriorada por el consumo de drogas y prostitución / labarcelonaoculta.org
La calle Robador, una de las afectadas, es una zona deteriorada por el consumo de drogas y prostitución / labarcelonaoculta.org

El Ayuntamiento de Barcelona se ha reservado el derecho a adquirir 47 nuevas fincas del barrio de El Raval (distrito Ciutat Vella) de Barcelona. Se trata de una zona muy degradada y el Consistorio busca proteger a los vecinos de esos inmuebles en riesgo de perder su casa y destinar esas fincas a políticas sociales de la vivienda. Para ello han aprobado ampliar el derecho de tanteo y retracto en esa zona de El Raval.

Las calles donde intervendrá el Ayuntamiento de Barcelona son las calles Sant Ramon, Espalter y Robador. Esta última es donde se concentra lo que fue el barrio Chino de Barcelona, prostitución y droga en el barrio. Es la misma zona donde la policía ha detectado una decena de narcopisos, lugares desocupados que sirven de intercambio de droga.

Es en este contexto en que el Ayuntamiento busca resolver una parte del problema comprando inmuebles para rehabitarlos, que no es otro que "el mal estado del parque de viviendas junto con actividades que se puedan llevar a cabo en su interior", explica la concejal del distrito Ciutat Vella. 

Fue hace casi un año, en enero de este 2017 que el Ayuntamiento aprobó la propuesta del grupo municipal de ERC de declarar la capital catalana ciudad de tanteo y retracto en solares y edificios enteros.  En la votación se abstuvieron los grupos de CiU y C's y el PP votó en contra. Sin embargo, este derecho de tanteo y retracto nace en 2011, con Xavier Trias (CiU) al mando del gobierno municipal con siete fincas, de las cuales tres rehabilitó.

De esta forma, el Consitorio tendría prioridad en la compra de edificios y solares antes de que el propietario lo ofreciese a un tercero.  Para el Ayuntamiento esta medida sirve para "luchar contra los fondos de inversión" oportunistas. Con los 47 inmuebles de El Raval espera aumentar el parque público de vivienda en una zona que es nido de conflictos por la droga y la prostitución que se ejerce en ella. 

Actualmente, el Ayuntamiento es propietario de 12 bloques en El Raval, los cuales podrían sumar alrededor de 150 viviendas.