Información sobre vivienda y economía

Las provincias manchegas lideran el crecimiento de las compraventas de casas en 2017

Si generalmente Madrid, Barcelona y otras regiones más pobladas encabezan las estadísticas del sector inmobiliario, las provincias más rurales se reivindican ahora en los datos de compraventas de viviendas en 2017. Según el Ministerio de Fomento, Cuenca (34,2%), Toledo (32,2%) y Albacete (30,5%) encabezan los incrementos de operaciones que cerraron con más de 530.000 transacciones en toda España, un 16,3% interanual más.

Las transacciones de viviendas en 2017 tuvieron su mejor resultado desde 2008 tras concretar 532.367 compraventas, lo que supone un 16,3% más que el año anterior. Frente al pico de operaciones de 2006 (955.186 casas), aún nos encontramos un 44% por debajo de máximos. Frente a los mínimos de 2013 (300.568) las ventas se han recuperado un 77%, según los datos del Ministerio de Fomento tomados de los notarios.

El comportamiento de las operaciones por provincias ha sido prácticamente positivo, salvo en Lugo (-1,6%) y Ceuta (-2,4%). Los mayores incrementos se registraron en Cuenca (34,2%), Toledo (32,2%), Albacete (30,5%), que duplicaron la media nacional.

De las grandes provincias (por población), solo Valencia y Madrid se encuentran por encima de la media nacional, con un 21,2% y 19,6%, respectivamente. Málaga (15,3%), Barcelona (14%), Sevilla (13,6%) o Alicante (12,9%) crecieron por debajo de la media española.

Por el tipo de vivienda, las casas usadas volvieron a copar más de 90% del total de operaciones en un año, con sus 481.989 viviendas, frente a las 50.398 nuevas. Pese a que, comparando ambos datos, la obra nueva apenas supera el medio centenar (de miles), esta cifra supone el primer aumento de las transacciones de casas nuevas desde 2007, con un incremento medio del 7%.

Pero, la venta de obra nueva ha sido muy dispar por España. Mientras provincias como Cuenca o Albacete vivían un aumento que duplicaba las ventas de esta tipología de vivienda, otras como Vizcaya (-35,6%), Soria (-32,5%) o Lleida (-27,1%) ofrecían datos negativos muy claros.

La venta de vivienda nueva en las provincias más pobladas creció por encima de la media en Barcelona (30,5%), Alicante (17,7%), Madrid y Málaga (ambas con 16,6%), pero cayeron en Valencia (-15,2%) o Sevilla (-21,6%).

Por la parte de la vivienda de segunda mano, estas aumentaron un 17,4% interanual frente a 2016 y vuelven a un número de operaciones que no se veía desde 2006. Toledo, Cantabria y Álava ofrecieron los principales crecimientos anuales, con un 33%, un 30% y un 29,7% interanual. Lugo (7,1%), León (7,8%) y Palencia (8,4%) fueron las que menos crecieron el pasado año.

Volviendo a las provincias más pobladas, Valencia (24,4%), Madrid (20%), (Sevilla (18%), Barcelona (12,8%), Alicante (12,3%) crecieron a distinto ritmo.

Las compraventas empiezan enero con fuerza

El comienzo de 2018 mantiene la tendencia al alza con la que concluyó el pasado año y se situó en el 11,2% de incremento con 38.953 operaciones. Los pisos aumentaron un 9,2%, mientras las viviendas unfamiliares aumentaron hasta un 19,6%.

En cuanto al precio, el metro cuadrado alcanzó los 1.363 euros/m2, una caída del 0.4% interanual. “Esta reducción del precio por metro cuadrado de las viviendas se debió a la caída del precio por metro cuadrado en las viviendas unifamiliares (-1,7%) mientras que ascendió en las viviendas tipo piso (1,2%)”, afirman desde el Consejo General del Notariado.

Mientras los préstamos hipotecarios destinados a la compra de una vivienda se incrementaron un 14%, con un capital medio prestado de 130.182 euros. Este dato supone una bajada del 4,2% interanual.