Información sobre vivienda y economía

Cataluña quiere limitar el precio del alquiler por ley y subir la duración del contrato

pxhere.com
pxhere.com
Autor: Redacción

La consejera de Justicia de la Generalidad de Cataluña, Ester Capella, ha anunciado que están elaborando un proyecto de ley para regular los alquileres, a través del Código Civil, que alargará la duración mínima de los contratos a entre seis y 10 años y que prevé limitar los precios. La norma establecerá condiciones diferentes para particulares y sociedades.

El nuevo proyecto prevé capacitar la limitación de los precios de alquiler al departamento competente en materia de vivienda directamente o a los ayuntamientos. Además, incluirá un paquete de medidas para que el alquiler de inmuebles se haga con mejores garantías para todas las partes.

Capella ha destacado en su intervención que la Generalidad actúa en el ejercicio de sus competencias propias como país y que prevé poder debatir la ley en el Parlamento a finales de año, y que se presente la memoria preliminar a finales de abril.

Actúa como país

Sobre un posible recurso del Gobierno central ante el Tribunal Constitucional, la consejera ha pedido al Ejecutivo que "respete las competencias propias del Gobierno de Cataluña”, y ha destacado que se están limitando a aplicar el Estatuto en el marco del desarrollo del derecho privado.

El departamento ha subrayado que el objetivo de esta nueva norma es ejercer la competencia exclusiva en materia de derecho civil para contribuir al acceso a la vivienda y hacerlo compatible con el turismo y el negocio inmobiliario.

Capella también ha hecho hincapié que con esta norma se busca evitar abusos como el aumento desproporcionado del precio del alquiler al cabo de tres años de contrato. Esto contribuye a la expulsión de los vecinos y a un uso turístico de los inmuebles.

El proyecto de la Consejería incorporará la regulación del alquiler de viviendas en el Libro VI del Código Civil de Cataluña -en el que están plasmadas las obligaciones y los contratos- que ya establece las normas relativas a la compraventa de viviendas y arrendamientos rústicos.