Información sobre vivienda y economía

El decreto que limita el alquiler en Cataluña se topa con el rechazo de la oposición

Barcelona / Gtres
Barcelona / Gtres
Autor: Redacción

El pasado mes de mayo, días antes de las elecciones municipales, la Generalitat aprobaba un decreto ley para limitar los precios del alquiler y que no superen en un 10% el índice de referencia en barrios y ciudades con una falta acreditada de vivienda asequible. Ahora la oposición rechaza esta norma que podría no validarse en el Parlamento.

El decreto ley permite que el precio del alquiler en zonas o ciudades donde se aplique la limitación sólo puede superar un 10% el índice de referencia de precios de alquiler para pisos de menos de 150 m2. En el caso de Barcelona, es el Ayuntamiento el encargado de decidir si sólo algunos distritos o si toda la ciudad se declara como zona tensionada por el precio del alquiler.

Pero ahora la norma es posible que no se convalide en el Parlamento porque todos los partidos de la oposición la rechazan. Algunos por considerar que invade competencias del Estado, otros, por verla insuficiente y con demasiadas excepciones como para que tenga un impacto real en los precios.

En principio la portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, ha anunciado que quieren llevar el decreto a convalidación de la Cámara catalana este miércoles, aunque sólo tendría asegurados los votos de JxCat y ERC. Según adelanta eldiario.es, Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú, PP y la Cup se oponen a esta norma. El partido de Albert Rivera y de Pedro Sánchez consideran que invade competencias del Estado, por lo que llevaron la llevaron al Consejo de Garantías Estatutarias. Estima que Los artículos que sirven para poner límite a los precios del alquiler vulneran la Constitución en lo relativo a las competencias de la Administración central sobre las bases de las obligaciones contractuales.  

Cómo funciona el control de precios

A partir de ahora, el propietario que quiera poner en alquiler su piso en Barcelona podrá averiguar cuál es el precio recomendado por la Generalitat de Cataluña, a través del índice de referencia de precios de alquiler. Una vez dentro de la herramienta, el usuario deberá especificar la calle y el número donde se encuentra la vivienda, los m2, calificación energética (que irá desde la A, siendo esta la más eficiente, a la G, la menos eficiente), la planta que ocupa el piso, si tiene ascensor o parking, y si está en muy buenas condiciones, necesita una reforma o está en malas condiciones.

Otra de las excepciones que presenta el decreto es para los pisos que cuenten con algún tipo de característica que le dé más valor a la vivienda. Es decir, si el inmueble cuenta con vistas excepcionales o zonas comunes como piscinas, gimnasios o jardines, el propietario podrá sumar un 5% más al precio que marca el índice, es decir, un 15% más en total.

Con todos estos datos, el índice de referencia de precios de alquiler, a través de los datos obtenidos de las fianzas depositadas en el INCASOL desde 2016, dará al usuario 3 precios. El primero, el del área inferior, corresponderá al precio más barato que se paga por un alquiler de una vivienda similar en un radio cercano a la dirección consultada; el segundo el precio medio o índice que regulará los alquileres a partir de ahora, que es el precio por m2 y mes que se paga en la zona consultada, y a este precio medio o 'index' al que se podrá sumar un 10% adicional. Por último el área superior, que es el precio más alto que un inquilino paga en la zona consultada.

[Calcula aquí cómo afectaría en tu caso]

No todo será un 10%

Las viviendas de nueva edificación y las que hayan sido completamente reformadas se podrán alquilar un 20% por encima de lo que establece el índice de referencia, pero sólo durante los 5 años posteriores a la finalización de las obras. Pasado este periodo, el precio máximo del alquiler estará sometido al mismo tope que el resto, es decir, el 10%. En el caso de estas viviendas, la norma prevé una moratoria de tres años, tiempo durante el cual estarán exentos de la contención de rentas. El plazo de los 5 años comenzará a correr desde el fin de la reforma o entrega de la vivienda. Es decir, un inversor que compre una casa que requiera una rehabilitación integral, solo podrá cobrar un 20% más al precio marcado por el index los primeros cinco años. Si en ese periodo cambia de inquilino y se ve obligado a hacer una pequeña inversión de adecuación de la vivienda a un nuevo inquilino, el plazo seguirá corriendo.

“Este decreto desincentiva completamente la entrada de inversores que apuesten por recuperar viviendas vacías actualmente inhabitables”, señala Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista [idealista es la empresa editora de news]. “Si un propietario realiza una fuerte inversión para poner al día una vivienda pero tras 5 años se ve obligado a fijar un precio igual al de cualquier propietario que no le haya hecho nada a la casa, lo más probable es que no ejecute la reforma o simplemente ni siquiera compre la casa. Con la de viviendas vacías que hay que no se alquilan porque necesitan una reforma integral”, señala Encinar.

Con la entrada en vigor del decreto ley, si el propietario cobra un alquiler que sobrepase la contención establecida por el Gobierno, el inquilino tiene derecho a recuperar la diferencia entre el límite legal y la renta abonada, con los intereses correspondientes. Este derecho se podrá exigir por vía judicial, pero el Departamento de Justicia también impulsará la mediación y otras fórmulas extrajudiciales para resolver las diferencias entre los propietarios y los inquilinos, con el objetivo de evitar su judicialización.

Encinar comenta “todo apuntaba a que el índice sería un ajuste a la baja de los precios, pero con la experiencia de testar el index actual, la mayoría de los propietarios pedirán el precio que les indique el índice de la Generalitat, que en su mayoría está por encima del mercado actual. Y lo harán con el respaldo del Gobierno catalán. Me temo que las caídas continuadas del precio del alquiler en Barcelona en los dos últimos años podría darse la vuelta”.