Información sobre vivienda y economía

Este curioso proyecto de casas prefabricadas se inspira en el planeta Tatooine de 'Star Wars’

Hypebeast
Hypebeast
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Star Wars es una de las sagas cinematográficas que más seguidores tiene a lo largo y ancho del planeta, de todo tipo y condición. Desde que se estrenó su ‘Episodio IV: Una nueva esperanza’, en aquel lejano 1977, las cifras demuestran que a lo largo de sus cuarenta y dos años de existencia se han batido muchos récords. Por ejemplo, la primera de las entregas llegó a recaudar 3.226 millones de dólares, una abultadísima cifra.

Tal es la fascinación que despierta este mundo de ficción que, sin duda, son muchos los fans que darían lo que fuera por vivir, aunque fuese por un solo día, en ese maravilloso y trepidante universo en el que se desarrollan las aventuras de la princesa Leia, Han Solo, Chewaka o el resto de fantásticos personajes que lo habitan. Algo imposible, en tanto que no deja de ser el escenario de una obra de ficción. Sin embargo, los más acérrimos fans no se resisten a buscar alternativas que les permitan, al menos, sentir de forma efímera la sensación de vivir en ese mundo, como demuestran algunas de las casas cuyo diseño se basan en estas películas.

En esta apuesta por traer al mundo real el universo de ‘La Guerra de las Galaxias’ se ha embarcado Kanye West. Este personaje, es conocido por ser uno de los raperos de moda, y más polémicos, además de por su popular línea de zapatillas Yeezy, lanzada al mercado en colaboración con Adidas y, cómo no, por ser el marido de Kim Kardashian. Pues bien, más allá de estas facetas, el cantante se ha embarcado en un nuevo y extraño proyecto: construir casas prefabricadas inspiradas en ‘Star Wars’ para personas sin hogar.

Todo comenzó hace alrededor de un año, cuando Kanye West escribió un tuit algo enigmático: “Estamos empezando un brazo de arquitectura Yeezy llamado Yeezy Home. Estamos buscando arquitectos y diseñadores de interiores que quieran mejorar el mundo”.

Si bien es cierto que con este llamamiento podía intuirse, de algún modo, cuáles eran las intenciones de su autor, nada hacía presagiar que la idea se materializaría en unas casas inspiradas en la aquella en la que Luke Skywalker habitó durante su adolescencia en Tatooine, un planeta desértico e iluminado por dos soles, poblado por dos razas de alienígenas: los jawas y los moradores de las arenas. Una casa que, a su vez, se inspiró en las viviendas típicas de los bereberes de Matamata, el desierto tunecino en el que se rodó parte de la película.

Los diseñadores Jalil Peraza y Petra Kustin y el artista de gráficos 3D Nejc Škufca han sido los elegidos para desarrollar el diseño de estas galácticas viviendas para personas con bajos ingresos. Es cierto que no existen muchas imágenes del proyecto, ya que, aunque Jalil Peraza publicó en su cuenta de Instagram algunos diseños, desaparecieron poco después. Sin embargo, en una entrevista ofrecida a la revista Forbes, Kanye West realizó una somera descripción de las mismas, en la que afirmó que las estructuras serán "oblongas y de una decena de pies de altura", es decir, más largas que anchas y con una altura de poco más de 3 metros, y destacarán por una imagen austera e influenciada por la corriente arquitectónica brutalista, como demuestra el hecho de que los paneles prefabricados estén hechos de hormigón.

Como ya hemos apuntado, la casa de Luke Skywalker, en el planeta Tatooine se inspira en las viviendas de los bereberes de Matamata, una ciudad que se ubica en un entorno desértico, a 35 kilómetros al suroeste de Gabes. Estas casas, en realidad casas-cueva, ya que se encuentran excavadas dentro de la montaña, algunas desde hace más de 2.000 años, se adaptan a la perfección al entorno, y permiten a sus habitantes disfrutar de unas temperaturas estables y agradables, unos 17ºC, con independencia de las condiciones climatológicas extremas características del lugar. Además, de sus múltiples ventajas interiores, las casas se excavaban de tal forma que se crea un patio interior que facilitaba la vida en comunidad y, si era necesario, su defensa ante ataques de enemigos.

Hoy, la mayoría de estas antiguas casas que sirvieron de inspiración a una de las grandes obras cinematográficas del género de ciencia-ficción, no están habitadas. Algunas, las menos, todavía se resisten a dejar de ser un espacio habitable por gentes del lugar; otras, en cambio, se han reconvertido en hoteles o en museos que tienen el objetivo de dar a conocer la historia y la forma de vida tradicional. De lo que no cabe duda, es de que se han convertido un importante reclamo turístico, algo lógico si se tiene en cuenta el interés que puede despertar tanto entre profesionales y aficionados a la historia y a la antropología como entre los fans de ‘La Guerra de las galaxias’. Sin duda un nexo entre dos mundos, en el que la fantasía, la historia y la realidad se pueden confundir, y dar alas a la imaginación.