Información sobre vivienda y economía

El Ayuntamiento de Madrid avanza en el desbloqueo del desarrollo urbanístico del sureste de la capital

El plan del sureste incluye la construcción de más de 100.000 viviendas, más de la mitad de ellas con algún tipo de protección

Autor: Redacción

El Ayuntamiento de Madrid avanza en su estrategia de desbloquear los desarrollos urbanísticos del sureste. En concreto, y tal y como estaba previsto, ha retirado la tramitación para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que había planteado el anterior equipo de Gobierno, lo que permite avanzar en el desarrollo de Los Cerros y Valdecarros, dos de los PAUs atascados. 

Con esta decisión, el Gobierno municipal asegura que garantiza la estabilidad y la seguridad jurídica del sureste de la ciudad y contribuye a solucionar la escasez de vivienda asequible en Madrid, así como a frenar la escalada de precios de los pisos. Además, el Ayuntamiento también evita enfrentarse a una posible reclamación que ascendería a 1.500 millones de euros en concepto de indemnizaciones por la paralización de estos desarrollos. 

El Consistorio explica que esta decisión permite que el desbloqueo del sureste siga "su cauce, después de que el pasado 19 de septiembre se procediera con el desistimiento de todos los recursos de casación en curso que se tramitaban en el Tribunal Supremo contra el Plan Director de la Nueva Estrategia del Sureste, aprobado por el anterior Ayuntamiento y anulado posteriormente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por no ajustarse a la legalidad vigente". 

Por su parte, las Juntas de Compensación de ambos desarrollos han aplaudido la decisión de la Junta de Gobierno, y creen que con este desbloqueo se podrá impulsar la vivienda asequible en la capital.

Recordemos que el antiguo plan del sureste de Madrid, aprobado en 1997, contempla la construcción de 105.000 viviendas, frente a las 53.000 que incluía la drástica reducción propuesta por el equipo de Manuela Carmena contemplaba una drástica reducción del número de viviendas (53.000). El sureste se perfila como la gran bolsa de suelo para levantar vivienda asequible en la ciudad (más de la mitad de los pisos tienen algún grado de protección) y, según los expertos, es la clave del mercado residencial de la ciudad.