Información sobre vivienda y economía

Ada Colau exige a Sánchez la regulación de los precios del alquiler en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona hace su carta de deseos para el nuevo Gobierno de coalición

Ada Colau/ Ayuntamiento de Barcelona
Ada Colau/ Ayuntamiento de Barcelona
Autor: Redacción

El Ayuntamiento de Barcelona hace su carta de deseos para el nuevo Gobierno de coalición. Entre las prioridades que señala Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y su socio de gobierno, el socialista Jaume Collboni, están la regulación de las subidas del alquiler, si bien también hay otras cuestiones como la financiación del transporte público, la mejora de la financiación local o el fomento de la competitividad económica o la creación de una “Agenda Barcelona”.

Regular los alquileres es un deseo de Colau que ya viene de lejos. Si bien, con el nuevo Gobierno en formación ya ha avisado de que esta vez “no hay excusas”. “Llevamos 5 años reclamando una ley que nos permita regular los precios abusivos de los alquileres, como Alemania le ha permitido a Berlín. Con el nuevo gobierno progresista ya no hay excusa: queremos que sea realidad”, ha dicho la alcaldesa.

Después de un año de la promesa de Sánchez a Colau sobre regular los alquileres, ahora ha quedado explícitamente escrito en el pacto entre el PSOE y Unidas Podemos. “Tenemos el compromiso de regular, desde Barcelona hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos, hemos estudiado qué han hecho otras ciudades, hemos impulsado el índice de precios… Está todo preparado y esperamos que en los próximos meses se produzca el cambio legislativo”, señaló la alcaldesa.

Más allá de regular los precios del alquiler, el consistorio de Barcelona también ha pedido herramientas para continuar luchando contra la contaminación y el cambio climático; la capitalidad cultural de Barcelona; una mejora de la financiación local; Presupuestos para la agenda social; acogida a refugiados y una “Agenda Barcelona”, en la que mantiene que “igual que el Gobierno español debe tener una agenda catalana, también debe tener una Agenda Barcelona, propia de la ciudad, para fijar un proyecto para Barcelona en materia de inversiones, competitividad o capitalidad cultural”.