Información sobre vivienda y economía

Las cinco mayores preocupaciones cuando vas a hacer una reforma en casa y cómo evitarlas

Gtres
Gtres
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Arranca el año y has decidido que ya tocaba: hay que hacer reformas en casa. Sea una global o solo del cuarto de baño, la cocina o el salón, es el momento de ponerse manos a la obra (y nunca mejor dicho). Pero te da temblor de piernas porque, en muchas ocasiones, más de las que quiséramos, las reformas suelen ser un dolor de cabeza: porque se eternizan en el tiempo, porque se va el presupuesto, porque al final no queda como pensabas… Por las razones que sean.

En todo caso, hay unos temas que preocupan más que otros cuando uno inicia una reforma en su hogar.

Houzz.es, la plataforma online de diseño y renovación del hogar, en su encuesta anual ‘Houzz y el Hogar”, preguntó cuáles eran los problemas a los que se enfrentaban durante una reforma. A continuación, descubrimos los cinco retos principales en orden de importancia y cómo evitarlos:

1. Encontrar los productos y materiales adecuados

No solo hay que pensar en cómo querremos el salón o el diseño de la mampara, hay que pensar también en los materiales. Cuando se emprende un proyecto de reforma, acertar con la elección de materiales y productos será determinante para lograr el resultado deseado tanto desde un punto de vista estético como desde la funcionalidad del espacio. Y no es sorprendente que sea la principal preocupación para el 39% de los españoles (39%), por delante del presupuesto. En este caso, contar con la ayuda de un profesional será clave para no cometer errores (y ahorrar dinero) y te ayudará, valorando las ventajas e inconvenientes de cada uno, a decidirte por el más apropiado.

2. Encontrar los proveedores de servicios adecuados

Trabajar con el profesional adecuado durante una reforma es clave para el éxito de esta. Alguien que sepa entender la visión del proyecto, las necesidades de la familia y que sepa ajustarse al presupuesto. Según el estudio de Houzz, se trata del segundo reto al que se enfrentan un 32% de los españoles encuestados. Los datos muestran que, en general, esto preocupa más a las generaciones más mayores.

Aprovecha las ventajas que internet pone a tu disposición para indagar más sobre los profesionales del hogar y conectar con ellos. Consultar el porfolio de proyectos, así como las valoraciones de clientes te ayudará a decidirte por el que más se ajusta a tus necesidades.

3. Respetar el presupuesto inicial

Evidentemente, el dinero es una de las preocupaciones cuando te metes en reformas. La tercera preocupación de los españoles a la hora de afrontar una reforma es ajustarse al presupuesto inicial (31%). Parece una tarea casi imposible poder predecir los contratiempos con los que uno se puede encontrar cuando decide empezar una reforma y que pueden hacer salirse del presupuesto acordado. Los 'millennials' son los más preocupados por exprimir el presupuesto al máximo (35%). Por su parte, la Generación X es la más despreocupada en cuanto al presupuesto que pasa a un tercer lugar (30%). Es fundamental fijar el presupuesto desde el inicio del proyecto, para asegurarse de que se establece un presupuesto realista y se prioriza el mismo de acuerdo con las necesidades y las aspiraciones del cliente. Además, recuerdan que es importante reservar una parte para cualquier material o servicio inesperado. Esto te evitará problemas en la fase de desarrollo del proyecto ayudándote a garantizar que no se exceda.

4. Defender el estilo

No saber reflejar el estilo y la personalidad de uno mismo en la vivienda parece ser otra de las preocupaciones principales. En una reforma, por muy grande o pequeña que sea, será importante recurrir a un profesional que podrá interpretar y trasladar tu visión y gustos al espacio, sin perder funcionalidad y aprovechándolo al máximo.

5. Respetar la fecha de entrega del proyecto

Cuando se empieza un proyecto de reforma de una vivienda, muchos particulares asumen que será difícil calcular la fecha de finalización de las obras, pues en muchos casos, se acaban retrasando. De ahí que no sea sorprendente que figure como la quinta preocupación de los encuestados. Para asegurar el buen progreso de las obras y evitar en lo posible los retrasos, la comunicación con el profesional y estar al día de cualquier cambio será clave para evitar alargar la reforma. Por eso, que el profesional comparta con total transparencia toda la información del proyecto es una de las cuestiones fundamentales para la inmensa mayoría de los clientes, puesto que les ayuda a estar al día, aclarar dudas y garantizar que todo marcha según lo previsto.