Información sobre vivienda y economía

Este diseño de casas prefabricadas quiere revolucionar el concepto de urbanismo sostenible

AEMSEN
AEMSEN
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Las casas prefabricadas y modulares en la construcción civil no es nada nuevo. De hecho, desde hace ya algún tiempo su popularidad es cada vez mayor, con impresionantes diseños sin renunciar a todas las comodidades. En esta línea de evolución, la oferta de este tipo de productos es cada vez más amplia y, sobre todo, variada. Pero más allá de las repercusiones en relación con la forma en la que entendemos la vivienda, su influencia está afectando a cuestiones ámbitos que, aunque relacionados, van más allá, como el urbanismo.

Un magnífico ejemplo de la interacción de vivienda prefabricada y nuevas formas de entender el urbanismo y la vida en comunidad lo encontramos en el complejo residencial Barbizon, en la ciudad neerlandesa de Capelle aan den IJssel. Aunque todavía no se ha completado el proyecto, el estudio AEMSEN espera revolucionar el concepto de vivienda, sostenibilidad y accesibilidad. Este proyecto se articula a partir de la utilización de módulos prefabricados de madera. Por sus características, ya que se trata de un modelo basado en la flexibilidad y la adaptabilidad, el concepto de construcción desarrollado es fácilmente aplicable y puede usarse para muchas otras ubicaciones y tareas.

Así pues, Barbizon se ha diseñado como un complejo residencial verde y modular, construido con módulos de madera prefabricados. El conjunto estará compuesto por un total de 112 apartamentos en 16 tipos de viviendas diferentes, cuya superficie oscila entre los 45 a los 120 m2. Los módulos contralaminados (CLT) construidos en fábrica son apilables y conmutables sin construcción auxiliar adicional. Este método de construcción en seco con materiales de base biológica es una de las bazas con las que se pretende potenciar su atractivo como complejo residencial ecológico.

Estos módulos prefabricados son fácilmente adaptables y reutilizables. La madera laminada cruzada es incombustible y el clima interior de las casas es cómodo y saludable. La construcción con CLT es más ligera que la construcción tradicional, tiene buenas propiedades aislantes y produce muchas menos emisiones de nitrógeno.

El sistema de construcción modular proporciona una construcción neutra en CO2 y una forma de construcción más eficiente y rápida que los estándares actuales. Se necesita mucho menos material de construcción y la construcción es menos contaminante. Debido a que se pueden realizar todo tipo de tipologías de vivienda con este sistema de construcción, es adecuado para muchos grupos objetivo. Hace que los edificios circulares y sostenibles sean accesibles para todos.

“La construcción circular, modular y de energía neutra con madera realmente tiene futuro. Es más ligero que la construcción tradicional, tiene buenas propiedades aislantes y genera muchas menos emisiones de nitrógeno. Hace que la sostenibilidad y la circularidad sean accesibles para todo”, señala Asper Jägers, miembro del equipo de AEMSEN.

De esta forma, se puede restaurar el equilibrio entre ciudad y naturaleza. La simbiosis con la naturaleza se ve reforzada al integrar vegetación y biodiversidad en el sistema modular de fachadas y techos. Pero, además de la vegetación y la biodiversidad, la interacción social entre los residentes también juega un papel central en este concepto. Los espacios verdes comunes al aire libre en forma de valle verde son accesibles para todos los residentes del complejo a través de los pasillos de forma que ofrecen un contexto perfecto para facilitar la interacción social entre los futuros residentes.