Información sobre vivienda y economía

Gavà, el municipio barcelonés que tendrá cerca de 2.000 VPO tras una inversión de 1.000 millones

Gavà Ponent
Gavà Ponent

Gavà se prepara para recibir un nuevo desarrollo urbano. El municipio, perteneciente a la provincia de Barcelona, ha presentado hoy una de las intervenciones público-privadas en materia de vivienda y renovación urbana más importantes del Área Metropolitana de la capital catalana. Este plan contará con una inversión de más de mil millones de euros y significará la creación de cerca de 2.000 viviendas públicas (el 40% del total de 4.800 que incluye el sector) y de una veintena de equipamientos.

Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà, explicó que el estallido de la pandemia interrumpió la comunicación relativa al proyecto, pero éste no se ha detenido: "Gavà Ponent (nombre que recibe el proyecto) ha continuado a buen ritmo y, en la situación actual, es más relevante que nunca y ratifica tanto su necesidad como su carácter ejemplar ".

Ponente pretende dar respuesta a las necesidades de la gente. "Después de un proceso participativo, estamos a las puertas de aprobar el Plan Local de Vivienda. Solo en Gavà hay 4.000 personas inscritas en el registro de solicitudes de viviendas de protección oficial. Un dato que por sí solo ya justifica la necesidad del plan y de Gavà Poniente ", explica la alcaldesa.

El objetivo del proyecto pasa por poner oferta de vivienda al alcance de sus habitantes, con 4.800 casas; por la vivienda pública, que representará el 40% del total; por más proporción de alquiler asequible y fórmulas como viviendas para personas mayores y gente joven.

Respuesta a las criticas

Algunos de estos desarrollos urbanísticos han generado críticas entre colectivos ecologistas y ciudadanos, que afean su impacto ambiental y consideran que son herramientas de especulación urbanística. 

“El covid-19 ha evidenciado la necesidad de unas ciudades más amables y abiertas y vivibles, ciudades que se integran en el entorno y que practican y no sólo predican políticas sostenibles. Y, por tanto, más saludables en materia de urbanización, de movilidad y de espacios”.

El consistorio ha explicado que el plan “tiene una clara vocación de preservación y protección del medio ambiente” y que “sólo interviene en espacios donde el hombre ha actuado antes”. “El pan viene precedido de un detallado estudio de planificación e integración para garantizar los estándares de sostenibilidad y respeto medioambiental que exige el Ayuntamiento: se recupera espacio natural, antes en manos privadas, que pasa a ser público; el 85% del suelo es no residencial y se crearán cinco grandes parques, que representan el 61% de las 176 hectáreas del sector”, concluye.