Información sobre vivienda y economía

Las claves del manual que regula los pisos turísticos en Barcelona

El PEUAT, el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos de Barcelona, es el programa que el equipo de Ada Colau creó para controlar la creación de locales y viviendas de uso turístico. Se aprobó el pasado enero y entró en vigor en marzo. ¿Pero qué pasará a partir de ahora? ¿Cómo deben actuar los pisos turísticos existentes? ¿Ya no se tramitarán más licencias? A partir del manual que ha aprobado en comisión el Gobierno municipal, os detallamos las claves de la regulación que aplicará el Ayuntamiento con los alojamientos vacacionales.

  • ¿A qué viviendas afecta?

    Esta normativa está destinada a aquellos establecimientos o viviendas en que su uso sea estrictamente turístico o vacacional. Para ello, no debe haber ninguna persona empadronada en dicho domicilio a fecha de 1/07/2015. Para los establecimientos, deben acreditar que la entidad propietaria está desarrollando su actividad de manera exclusiva. Eso afecta, por ejemplo, si una residencia de estudiantes, que su actividad se limita a los meses escolares, está haciendo de apartamentos turísticos. 

  • ¿Se podrán tramitar nuevas licencias para alojamientos turísticos?

    Actualmente no se pueden implantar nuevos HUT (las siglas en catalán de alojamientos de uso turístico), a excepción de que haya una disminución de pisos censados en las zonas 1, 2 y 3, las zonas de mayor densidad hotelera. La normativa se crea, precisamente, para controlar el parque de hoteles y  viviendas turísticas en Barcelona y descongestionar la oferta del centro de la ciudad, la zona donde hay el 50% de plazas hoteleras, más del 60% de albergues y más del 80% de hostales.  Para ello han creado un censo, el CREAT (censo de reserva de apartamentos turísticos), donde se apuntan los alojamientos para futuras implantaciones y ampliaciones, y quedan a la espera de que uno existente cierre.

  • ¿Qué debo cumplir para poder implantar un nuevo alojamiento turístico?

    Aparte de restar a la espera de que algún HUT de las zonas 1,2 y 3 cierre, si quiere iniciar la actividad debe cumplir con una serie de condiciones establecidas por el PEUAT, como que el edificio donde lo vaya a instalar dé autorización, es decir, consenso vecinal. Además, en ese mismo inmueble no puede haberse registrado la misma actividad a fecha 1 de julio de 2015. Tampoco podrá ser ubicada la actividad en planta baja y que en la manzana donde se instale no supere el 1,48% de HUT a su alrededor.

    Una vez disponga de todos esos requisitos previos, solo podrá iniciar la actividad en las zonas 3 y 4. 

  • ¿Cómo censan los pisos turísticos existentes?

    Es en esta cuestión en la que pivota toda la normativa. Si no hay censo, ¿cómo se sabe qué apartamentos hay y cuáles cierran? En cuanto arrancó la regulación en marzo, se crea bolsa de plazas para nuevos HUT, por lo que parte de cero desde esa fecha. Desde entonces se crea una oficina de censo para poder aplicar el PEUAT. Se distinguen tres censos: los alojamientos consolidados (CEAT) y el que reserva los pisos a la espera de una baja para ser implantados (CREAT). Según los datos actuales, el Ayuntamiento no dispone de ningún alojamiento pendiente