Información sobre vivienda y economía

Las plataformas de alquiler turístico deberán presentar informes de sus clientes a Hacienda

Autor: Redacción

A partir del próximo julio, las páginas de anuncios de pisos turísticos estarán bajo la lupa de Hacienda, que ha preparado el modo de someter a control las plataformas de alquiler vacacional, como Rentalia, AirBnb o Homeaway, con el modelo 179. Según figura en las 'Novedades informativas 2017' que ha presentado Agencia Tributaria, estas compañías deberán facilitar a Hacienda información como el nombre del propietario de la vivienda en alquiler que anuncia o hasta el importe que recibe por arrendamiento. Además, deberán presentar informes periódicos que declaren "con mayor detalle" su actividad. 

Agencia Tributaria ha presentado esta novedad como una declaración obligatoria para entidades y personas que presten servicio de intermediación entre cedentes y cesionarios. En lo que a las plataformas de anuncios se refiere, estas toman la figura de "plataformas colaborativas que intermedian en la cesión de uso y tengan la consideración de prestador de servicios de la sociedad de la información", indica el informe de Agencia Tributaria.

La información que deberá suministrar al organismo público es la identificación del titular de la vivienda, del titular del derecho en virtud del cual se cede la vivienda y de las entidades cesionarias, además de la referencia catastral, número de días que se usó con fines turísticos y el importe percibido por el titular.

La fecha prevista para que entre en vigor es julio de 2018, de tal forma que ya no afectará hasta la declaración de la Renta que se presente a partir de marzo de 2019. 

Bajo la lupa desde 2015

El Ministerio de Hacienda lleva tiempo detrás de estas empresas que son portales de anuncios de alquiler vacacional. En 2015 el Ministerio ya envió un masivo a 21.500 contribuyentes informando de que tenía "constancia de que hubiera anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluyendo internet" e informaba de que "en caso de haber recibido rentas por alquiler, deben incluirse en la declaración". Estos ingresos deben declararse en el IRPF y tributar por renta.

Con estos datos que ahora están obligadas a presentar las empresas intermediadoras, Agencia Tributaria dispondrá de más información que podrá cruzar con otras bases de datos y comprobar si lo que declaran los propietarios es lo correcto.

Para Apartur (la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona), este cambio "ayudará a acabar con los apartamentos ilegales" y consideran la noticia "muy positiva, el sector profesional paga todos los impuestos habidos y por haber", explica Enrique Alcántara, presidente de la asociación. De la misma forma, desde Exceltur (Alianza para la Excelencia Turística) han expresado que se trata de "un paso muy importante en la erradicación de la opacidad fiscal y falta de cumplimiento de la normativa que regula los alojamientos turísticos".