Información sobre vivienda y economía

Cómo ganar espacio en el baño con inodoros suspendidos

Foto: Atrezo Arquitectos
Foto: Atrezo Arquitectos
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

El baño, esa estancia de la casa tan íntima, tan necesaria, en la que solemos estar a solas y que suele ser… tan pequeña. Los baños en las casas de las ciudades suelen ser diminutos y salvo que tengamos la suerte de contar con dos, seguramente nos tengamos que organizar todos los miembros de la familia en uno solo: o sea, se requiere de buena organización y mejor entente. ¿Es posible ganar espacio en un baño de estas características? ¿se podría plantear una separación de espacios?

Alegrémonos: sí, es posible. Pablo García, de Atrezo Arquitectos, nos da una solución: los inodoros suspendidos. “Con esta solución y en espacios pequeños puede plantearse incluso crear una separación. El inodoro suspendido ocupa tan solo 48 cm. frente a los casi 70 centímetros del inodoro clásico”, comenta.

Foto: Atrezo Arquitectos
Foto: Atrezo Arquitectos
Y añade: “Se trata de una solución muy socorrida: la cisterna queda integrada en la pared y el inodoro separado del suelo, lo que da sensación de amplitud”, explica. Los inodoros suspendidos nos pueden dar esos centímetros que muchas veces son necesarios para solucionar baños pequeños. Porque ya se sabe: en un espacio reducido unos centímetros son mucho.

Foto: Atrezo Arquitectos
Foto: Atrezo Arquitectos

¿De qué se componen estos inodoros?

Tienen una estructura que sujeta la taza para que podamos elevarla, además, la propia taza, la tapa, una cisterna para empotrar, la placa donde se acciona la descarga del agua y una cisterna. “La pared donde se colocará es importante, saber si es de ladrillo, conocer el espesor. En el caso de paredes que tengan espesores muy reducidos podemos usar la misma solución sin que esté elevado, prescindiendo así de la estructura que lo levanta. Tan solo necesitaremos la cisterna empotrada que apenas ocupa 7,8 cm.”, aclara. Un inodoro de estas características sale por unos 300 euros.