Información sobre vivienda y economía

Piscinas de arena o cómo disfrutar de la playa sin salir de casa

Autor: Redacción

Eso de ‘vaya, vaya… aquí no hay playa’ que cantaban ‘Los Refrescos’ en los años 80 se ha acabado, y no sólo en lo que se refiere a Madrid: gracias a las innovadoras piscinas de arena cualquiera puede disfrutar de la playa sin salir de casa y sin las incomodidades que se le supone a los abarrotados lugares de veraneo. 

Compañías como Natursand o Biodesign se especializan en estas piscinas de diseño, que son la última moda en las viviendas unifamiliares. Sin embargo, estas playas domésticas no son especialmente baratas: si una piscina de hormigón cuesta entre 9.000 y 12.000 euros, el precio de las de arena empieza a partir de los 18.000 euros, porque su instalación –que tarda entre 30 y 45 días– suele ir asociada a un paisajismo.