Información sobre vivienda y economía

Cómo está conquistando Amazon hasta el último rincón de tu casa

Fuente: Amazon
Fuente: Amazon
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Desde que nació en 1994 (inauguró su primer centro logístico en España en 2012), Amazon no ha dejado de expandirse. Ahora bien, según el New York Times, parece que el gigante del comercio electrónico quiere ir más allá de la venta ‘online’: pretende abrir tiendas físicas de electrodomésticos y muebles.

Un salto que ya ha probado con la apertura de nuevas librerías en Estados Unidos, pero que, en esta ocasión, acompaña con la última tecnología para revolucionar la experiencia de compra. Así, cuando vayas a comprar un mueble o un electrodoméstico, podrás ver cómo queda en el salón o cocina de tu casa gracias a la realidad aumentada o virtual. De confirmarse oficialmente, la jugada podría ser el último paso de la compañía para conquistar tu hogar.

Amazon comenzó llenando nuestras estanterías del salón con libros comprados a través de internet, siguió por ofrecernos el último juguete agotado en los grandes almacenes para poner debajo del árbol de Navidad y colocó en nuestras mesitas de noche el Kindle o la tableta Fire para que leyéramos. No fue su última estrategia para atraernos. La revolución de Amazon ha continuado desde entonces para invadir nuestra casa.

De una librería ‘online’ a un gran centro comercial

Cuando a Jeff Bezos (hoy el tercer hombre más rico del mundo) se le ocurrió vender productos por internet, el comercio ‘online’ estaba en pañales. Trabajaba por entonces como vicepresidente de la firma de inversión D. E. Shaw & Co y leyó que internet estaba creciendo un 2.300% anual. Así que, ni corto ni perezoso, decidió dejar su puesto para desarrollar un plan de negocio centrado en la venta por internet tan solo un año después de que naciera la primera página web.

Primero, creó una lista de potenciales productos que podían comercializarse por ese medio, como discos, ‘hardware’ y ‘software’, vídeos y libros. Finalmente, decidió apostar por la literatura y crear la primera gran librería ‘online’. Un precio bajo y gran número de títulos disponibles serían claves en su éxito mundial.

Fuente: Álvaro Ibáñez/Wikimedia
Fuente: Álvaro Ibáñez/Wikimedia

Sin embargo, esto solo fue el comienzo de un gigante que hoy quiere convertirse en un miembro más de la familia. Tras el éxito de los libros, Amazon decidió ampliar su oferta ‘online’ y probar suerte con otros artículos.

Ya no solo llenaba nuestros hogares con la mejor literatura, sino que también los proveía de enchufes, cables y demás accesorios para ordenadores, cámaras fotográficas o pequeños electrodomésticos. Incluso creó la marca propia Amazon Basics de accesorios a bajo coste. Poco a poco, la oferta se fue ampliando hasta convertirlo en un gran almacén ‘online’ con todo lo imaginable: desde herramientas de bricolaje hasta juguetes o artículos para niños.

Como no podía ser de otra forma, se unió también al mercado de los libros electrónicos y en 2007 lanzó el lector Kindle en Estados Unidos junto a unos 90.000 volúmenes. Sin embargo, a España no llegaría hasta diciembre de 2011 con más de 22.000 títulos en castellano. Amazon anunció que había vendido un millón de Kindles cada semana durante el mes de diciembre de ese año, Mientras los Kindles se vendían como churros, el gigante presentó su propia tableta, Fire.

Ahora, además de entretenernos, pretende competir con los gigantes de la alimentación y colarse en nuestras despensas. Para ello, han puesto en marcha Amazon Pantry, un servicio de productos de alimentación y droguería, y Amazon Prime Now, especializado en alimentos frescos que puedes tener en casa en menos de 2 horas.

De la cocina también han pasado al dormitorio para competir con los mismísimos Inditex o H&M. Así, han lanzado nuevas marcas de moda y ofrecen descuentos exclusivos en artículos de ropa para clientes ‘premium’ a través de AmazonBuyVip en nuestro país. Sin embargo, el gigante quiere estar aún más presente en tu casa y no ser solo tu supermercado, ‘boutique’, juguetería y largo etcétera de tiendas de referencia.

Fuente: Simon /Pixabay
Fuente: Simon /Pixabay

Abriendo la puerta de casa a Amazon

Ahora, Amazon no solo pretende tocar el timbre para hacernos la última entrega (incluso con drones), sino que también quiere pasar para quedarse. Sus intenciones de controlar nuestro hogar comenzaron a finales en 2014 cuando hizo realidad el sueño de muchos: tener un mayordomo virtual en casa.

El altavoz inteligente Amazon Echo es capaz de, con una simple orden por voz, decirnos el tiempo que va hacer, las películas que exhiben en el cine más cercano o cuánto vas a tardar a cualquier punto de la ciudad. Además, puede conectarse con dispositivos como enchufes inteligentes, convirtiéndose así en un auténtico sirviente de nuestro hogar, aunque a veces se pase de cotilla

Lógicamente, se comercializó en Estados Unidos, donde ya se han vendido con gran éxito más de 5 millones. El pasado octubre, dio el salto a este otro lado del océano y ya está disponible en Reino Unido y Alemania por unos 170 euros.

Aunque, por el momento, Alexa, el asistente virtual que constituye su cerebro, no sabe español, podría convertirse en un nombre tan familiar como Siri en un futuro muy cercano. De hecho, ya está presente en los dispositivos Fire TV (aún sin comercializar en España), en sus aplicaciones de Amazon Video para películas y programas de televisión o en sus tabletas Fire.

Foto: Amazon Echo
Foto: Amazon Echo

Hacia el hogar conectado que compra sus propios productos

El objetivo último de Amazon no solo radica en instalarnos en casa un aparato conectado a internet que responda a nuestros pensamientos en voz alta, sino que es mucho más ambicioso. Amazon Echo es el primer paso del gigante del comercio electrónico para convertir los hogares de sus usuarios en un gran sistema operativo que puede controlar desde las luces a los electrodomésticos, pasando por la despensa. 

Un buen ejemplo son los botones de compra rápida que acaba de lanzar en España, los  Dash Button. Se trata de pequeños dispositivos wifi que permitirán hacer la compra rápidamente con solo apretarlos para que te ahorres bajar al supermercado. ¿Cuántas veces has ido a la despensa a por papel higiénico y no quedaba? ¿O pensabas poner la lavadora y no tienes ni una gota de detergente?

Eso sí, tendrás que tener unos cuantos botones en casa si quieres hacer la compra de esta forma, ya que cada uno está asociado a una marca concreta. Ahora bien, ¿merece realmente la pena tener dispositivos de colores llenando los electrodomésticos de nuestra casa? ¿Es realmente útil tener un dispositivo para comprar pañales o desodorantes y otro para pedir detergente? ¿Realmente queremos estar rodeados de botones que nos inciten a comprar y para colmo no encajen con la decoración?

Fuente: Amazon
Fuente: Amazon

Bezos ha barajado la posibilidad de que no deseemos llenar la casa de Dash Buttons. Si cuentas con un electrodoméstico conectado a Internet, el propio aparato puede realizar la compra gracias a su servicio Dash Replenishment. Así, cuando a la impresora se le acabe la tinta, ella misma podrá comprarla. Fabricantes como Kyocera o Samsung ya integran esa posibilidad en algunos de sus modelos, al igual que las nuevas lavadoras o lavavajillas de Bosch o Siemens, con función Home Connect.

Sin embargo, en Amazon no es oro todo lo que reluce. Después de que Bezos fuera elegido como el peor jefe del mundo en 2004, varios trabajadores le acusaban de estar sometidos a pésimas condiciones laborales, donde la presión y el estrés están a la orden del día. Además, tras una inspección a su filial en España, Amazon se ha visto obligada a pagar 2,2 millones de euros a Hacienda recientemente.

De todos modos, el gigante continúa en su afán por expandirse. Ya no le sirve estar en tu lavadora con Dash Button o en el salón con Amazon Echo: según los últimos rumores, también pretendería que traslades tu casa hasta su tienda con ayuda de la realidad virtual para que elijas el mejor mueble o el electrodoméstico para tu hogar. ¿Qué será lo siguiente? ¿Muebles con inteligencia artificial? ¿Será capaz de competir con Ikea? ¿O incluso vender las propias casas? Dada su trayectoria, parece que, nos guste o no, Amazon es capaz de todo lo que se proponga.