Información sobre vivienda y economía

Halloween: dime dónde vives y te diré si sobrevivirías a un apocalipsis zombie

Halloween: dime dónde vives y te diré si sobrevivirías a un apocalipsis zombie
Halloween
Autor: Redacción

Drogas, neurotoxinas, virus, agentes biológicos. Existen demasiados peligros que pueden provocar un apocalipsis zombie. Si sucede, ¿serías capaz de sobrevivir al #ApocalipsisZombie

En idealista te hemos hecho un mapa, analizando todas las comisarías, hospitales, cementerios, armerías y más, para que puedas analizar qué sitios son los más peligrosos y unos consejos básicos para sobrevivir.

Nivel de amenaza

Nivel de amenaza

Conociendo la amenaza

Lo primero será conocer la amenaza. Qué tipos de zombies puede haber, qué síntomas existen y cómo transfieren la enfermedad. Los más comunes son los Caminantes y los Infectados. Hay más, pero la mayoría se puede agrupar en estos dos tipos.

Caminantes

Zombies del tipo caminantes

Zombies caminantes

Los caminantes, o zombies clásicos, son tipos de zombis con unas capacidades psicomotrices prácticamente nulas. Tienen un instinto muy básico, no sienten dolor, son muy lentos y tienen un único objetivo: carne fresca.

La enfermedad suele transferirse al entrar en contacto con fluidos contagiados. Pueda ser por un mordisco, una salpicadura o ingerir algo infectado, ya sea agua o alimentos.

Los síntomas principales son dolor y palidez, acompañado de fiebre leve en las primeras horas. En las siguientes, comienza un dolor muy agudo en las articulaciones, convulsiones, fiebres altas y pérdida de la coordinación muscular. Por último, una parálisis parcial, disminución de la frecuencia cardíaca y seguido del coma y la muerte. A las 23 horas el cuerpo resucita en caminante.

La variante George A. Romero no necesita entrar en contacto con un fluído contagiado, reviven después de la muerte.

Para matarlos tendrás que dañar el cerebro o separar la cabeza del cuerpo. Siempre que puedas mantener la distancia, la batalla estará ganada. No dejes que se acerquen, y si puedes correr, corre.

Infectados

Zombies del tipo infectado

Zombies corriendo

Los infectados son muy rápidos y bastante hábiles. Sus habilidades psicomotrices son mucho mayores que la cualquier ser humano.

Técnicamente estos zombies no están muertos. Sus cuerpos son huéspedes de un virus que les obliga a infectar cualquier ser vivo que esté a su alcance.

Este virus puede ser propagado por vía aérea o por fluídos. Muy similar también al contagio de los caminantes.

Los síntomas principales son desorientación y dolor en los primeros estados de la infección. En un periodo muy breve de tiempo el virus ha invadido prácticamente la totalidad del cuerpo y comienza afectar al sistema nervioso central. A las pocas horas el huésped se ha convertido en un infectado.

Contra los infectados hay que usar la inteligencia y el entorno. Es muy difícil escapar de ellos con nuestros propios medios. Lo mejor es utilizar el terreno y otros medios a nuestro alcance. También se les mata dañándoles el cerebro o separando la cabeza del cuerpo.

El entorno

Conociendo el peligro se tienen más posibilidades de sobrevivir, pero también tenemos que tener en cuenta qué lugares públicos podemos usar en nuestra defensa y cuales pueden ser una trampa mortal que llevarán a convertirnos en un comecerebros.

Los lugares más peligrosos

Hospitales

Son el foco de los primeros contagios. Aunque haya asistencia sanitaria y policial, todos los brotes comienzan en laboratorios o en hospitales. Aléjate todo lo que puedas de ellos. Si necesitas material médico la mejor opción es ir a farmacias antes que a hospitales.

Centros comerciales

Tienen muchos bienes muy útiles, pero tienen demasiadas salidas y entradas y puede ser una trampa muy peligrosa.

Bancos

Podrás creer que como es muy difícil robar un banco será muy fácil mantenerse vivo dentro, pero estás muy equivocado. Los bancos tienen muchas medidas de seguridad pasivas (alarmas silenciosas, caja de seguridad con apertura retardada,...) pero realmente lo única seguridad activa que tienen son unos cristales reforzados. Es una ratonera.

Cementerios

¡Los zombies pueden salir de las tumbas! ¿O quizá no? ¿Podría una persona humana abrir un ataúd con varios kilos de arena encima y una lápida de granito? Quizá no sea tan peligroso como parezca a primera vista, pero yo, personalmente, me alejaría de allí.

Comisarías

Cualquier persona racional pensaría que una comisaría es un lugar seguro, pero, ¿cuántas personas piensan así? ¿Y cuántas se dirigirían a una comisaría? ¿Y si un infectado acude también a una comisaría? Sabes que se va a liar bastante gorda. Puede haber revueltas con o sin zombies. Localiza la comisaría de tu barrio y corre en sentido contrario, al menos en una primera fase de la infección. Pasado un tiempo puedes intentar volver a ver si consigues un arma.

Los lugares más seguros

Viendo que todos los lugares inseguros son aquellos en los que más población va a ir y más espacios abiertos tienen, estos son los más seguros.

Oficinas

Hay muchas oficinas en las ciudades. Bloqueando bien las escaleras de entrada pueden ser un refugio muy bueno y seguro para guarecer a un grupo de personas en los pisos altos.

Tiendas pequeñas

Las tiendas pequeñas con salida de emergencia pueden ser un refugio perfecto. Las puertas y los cristales de estas tiendas suelen ser bastante seguros y pueden aguantar un pequeño asedio de zombies durante unos días. Tienen suficiente alimento y agua corriente, e incluso medicinas para aguantar una temporada.

Almacenes

Los almacenes y las naves son refugios perfectos. Son bastante resistentes, no tienen ventanas, suelen tener suministro de agua y con suerte tienen material pesado que servirá para reforzar la entrada. Tendrás que salir a por suministros de vez en cuando.

Barcos o yates

Los zombies no saben nadar. Con una pequeña purificadora de agua y conocimientos de pesca tienes prácticamente todas las necesidades cubiertas. Si es un velero, además, puedes desplazarte para poder coger otros suministros que no sean sólo pescado azul. ¡Hay que mantener una dieta equilibrada incluso en el apocalipsis!

Consejos generales

Además de lugares y conocer la amenaza, necesitamos adaptarnos al entorno. Tenemos que conocerlo al 100% y poder aprovechar, por pequeña que sea, cada cosa que veamos. 

Es mejor ir en grupo que ir en solitario. Esto te permite que las tareas se puedan dividir. Que puedas descansar mientras un compañero vigila.

Buscar un refugio que:

  • Tenga un buen muro, alambrada o perímetro de seguridad.
  • Tenga varias salidas o entradas que podáis vigilar en el grupo.
  • Tenga una buena ruta de escape.
  • Pueda aguantar algunas oleadas de zombies
  • Tenga agua corriente o fuente de agua potabilizable.

Duerme. Necesitas estar descansado. Tu cuerpo necesita repararse y para ello has de dormir. 

Bienes necesarios

¿Qué necesitas llevar contigo o qué necesitas buscar para llevar siempre contigo ante un apocalipsis zombie? No puedes ir con las manos vacías. Haz la lista de la compra:

  • Mochila: Vas a necesitar cargar cosas. Cuanto más montañera sea la mochila mejor.
  • Botiquín: Unas vendas, alcohol, aguja, hilo, antibióticos y otros medicamentos como paracetamol o ibuprofeno puedes servir para curar pequeñas heridas.
  • Botellas: Las botellas de agua se gastarán, pero necesitas un recipiente para llevar el agua. El agua puede ser potabilizada.
  • Ropa ligera y cómoda: Unos buenos vaqueros, unas buena botas y un buen abrigo ligero pueden permitirte ser ágil y a la vez no pasar frío según el refugio que puedas encontrar.
  • Navaja suiza: A parte de llevar navaja para cortar, tiene destornillador, tijeras, pinzas y otros utensilios muy útiles.
  • Armas blancas: Sin un cuchillo no podrás cortar nada. El cuchillo de la navaja puede ayudarte, pero mejor llevar siempre un cuchillo o un hacha a mano. A parte de cortar un árbol vas a necesitar reventar algunos cráneos.
  • Fuego: Cualquier artículo duradero con el que puedas generar fuego. Lo mejor es un pedernal. Las cerillas se pueden gastar o mojar y el combustible de los mecheros se acaba terminando.

Más recursos

Si sigues interesado en sobrevivir a un ataque zombie puedes leer el libro de Max Brooks, Zombie: Guía de supervicencia, de donde hemos sacado muchos trucos y consejos.

También puedes aprovechar el fin de semana para darte un buen atracón de películas del género zombi: La noche de los muertos vivientes, Resident Evil, 28 días depués, Zombieland o Guerra mundial Z; actualizarte con series como The Walking dead; ver películas “especiales” como Dead Snow o verte el videoclip de Thriller.

Y si tienes dinero y te quieres permitir un caprichín, puedes comprarte una de estas casas con búnker o habitación del pánico para sobrevivir al apocalipsis.