Información sobre vivienda y economía

El gasto social destinado a las familias, una asignatura pendiente: España está a la cola de la UE

Autor: Redacción

España es la quinta potencia económica de la Unión Europea, pero está a la cola en la protección social de familias e hijos. Al menos eso es lo que revela la oficina de estadisticas comunitaria, Eurostat, que nos sitúan a la cola del ranking en lo que se refiere al gasto público destinado a ese fin.

Sus últimos datos, referentes al ejercicio 2017, ponen sobre la mesa que nuestro país destina una cantidad equivalente el 1,7% del gasto social total, lo que se traduce en la segunda peor cifra de toda Europa. 

En este terreno, los referentes del Viejo Continente son Luxemburgo y Dinamarca, que destinaron en dicho año más de un 8% del gasto público a la protección de las familias; seguidos de Chipre, con un 7,8%. Por encima del 6% también se encuentran varios países del Este, como Bulgaria, Polonia y Estonia.

En la media de la UE, este tipo de políticas representaron el 3,8% del gasto social total, porcentaje que se superó, además de en los países anteriores, en Finlandia, Irlanda, Suecia, Austria, Hungría, Eslovenia, Bélgica, Francia y Croacia.

Sin embargo, por debajo del promedio se situaron algunos de los pesos pesados de la UE: en Alemania, por ejemplo, representaron un 3,7% del gasto social total; en Italia, un 3,2%; en Reino Unido, un 3,1% y en Portugal, un 2,4%. Nuestro vecino luso registró el tercer peor registro de Europa, solo superado por nuestro 1,7% y el 1,4% de Grecia.