Información sobre vivienda y economía

El FMI empeora sus previsiones y prevé que el PIB español se desplome un 12,8% este año

Autor: Redacción

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha empeorado aún más sus proyecciones de debacle económica por el coronavirus para este año, alertando de un escenario sin precedentes ante una pandemia también histórica. Prevé que el PIB de España se reduzca un 12,8% en 2029, al mismo nivel que Italia y por encima del 8% que pronosticó en abril.  

El organismo ha empeorado en general sus proyecciones sobre las economías avanzadas porque la actividad se ha visto más vapuleada durante el primer semestre del año que lo previsto, “con indicios de distanciamiento voluntario incluso antes de la imposición del confinamiento. Esto hace pensar también en una recuperación más paulatina durante el segundo semestre, ya que es probable que persista el temor a la infección”. De hecho, prevé un descenso para las economías avanzadas del 8% en 2020, 1,9% menos que lo proyectado en abril.

Por ello, el FMI prevé desaceleraciones profundas y sincronizadas en Estados Unidos (-8,0%); Japón (-5,8%); el Reino Unido (-10,2%); Alemania (-7,8%); Francia (-12,5%), Italia y España (-12,8%). Se prevé que en 2021 la tasa de crecimiento de las economías avanzadas mejorará a 4,8%; en consecuencia, el PIB del grupo en 2021 se ubicará alrededor de 4% por debajo del nivel de 2019.  

China, donde se originó la pandemia a finales de 2019, es el único de las grandes economías para el que el FMI augura crecimiento positivo este año, aunque de apenas el 1% y por debajo del 1,2% que le atribuía hace dos meses.

El FMI sostiene que la recuperación llegará en 2021, aunque de forma gradual, ya que el covid-19 podría obligar a tomar más medidas de confinamiento en los próximos meses. Para España, prevé que el PIB suba al 6,3% el año que viene, con lo que mejora su anterior previsión situada en el 4,3%.

Para las economías avanzadas, el organismo prevé un alza del 7,7% al 8% en 2021, gracias al impulso de la eurozona, cuyo PIB subirá un 6%, por encima del 4,7% que pronosticaba en abril.