Información sobre vivienda y economía

La familia con dos hijos y un tercero en camino es considerada numerosa para ahorrarse el ITP y AJD

Nathan Dumlao vía Unsplash
Nathan Dumlao vía Unsplash
Autor: Redacción

El Tribunal Económico-Administrativo (TEAR) de Valencia ha emitido recientemente dos resoluciones en las que deja constancia de que aquellas familias con dos hijos y uno en camino (la madre está embarazada) podrán aplicarse los beneficios fiscales de las familias numerosas. Así, podrán acogerse a los tipos reducidos que haya en impuestos como el ITP o el AJD y que hay que pagar por la compra de una vivienda usada.

En el caso planteado en una de las resoluciones, el contribuyente compró una vivienda habitual cuando su mujer estaba embarazada del tercer hijo (aún no nacido). Presentó la autoliquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y del de Actos Jurídicos Documentados (AJD), respectivamente, por la compra de dicha vivienda y constitución del préstamo hipotecario y se aplicó el tipo reducido(vigente en 2014)  previsto en la Comunidad Valenciana para familiares numerosas: un tipo del 4% en el ITP y del 0,10% en el AJD.

Sin embargo, la Comunidad Valenciana dictó una liquidación al estar disconforme con la aplicación de esa reducción. Consideraba que cuando se produjo el devengo de ambos impuestos, aún no había nacido el hijo que daba derecho a la aplicación del beneficio fiscal por ser familia numerosa. Pero… cuando llevó a cabo la comprobación, el tercer hijo ya había nacido, con lo que la familia ya era numerosa.

El despacho de abogados Ático Jurídico, que ha llevado el caso, interpuso dos reclamaciones económico-administrativas ante el TEAR de Valencia solicitando la anulación de las liquidaciones dictadas. Y el TEAR acaba de estimar ambas reclamaciones, amparándose en el artículo 29 del Código Civil (“El nacimiento determina la personalidad; pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables, siempre que nazca con las condiciones que expresa el artículo siguiente”… y el artículo 30 señala que “la personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno”).

Según José María Salcedo, socio de Ático Jurídico, se trata de una resolución muy clara en la que el Tribunal afirma lo siguiente:

“Que el tipo reducido no se aplique a familias numerosas en las que, en el momento del devengo, el tercer miembro es un concebido no nacido que posteriormente nace vivo y vive enteramente desprendido del seno materno, va, a juicio de este Tribunal, en contra del derecho a la protección de las familias, no siendo una interpretación favorable al concebido no nacido, en un contexto actual y en una interpretación teleológica y acorde a las circunstancias en las que la norma tiene que ser aplicada”.

Además, el TEAR considera que la interpretación de la Comunidad Valenciana vulnera el artículo 39 de la Constitución, que exige a los poderes públicos la protección económica de la familia.

Según Salcedo, esta resolución del TEAR es aplicable a cualquier beneficio fiscal existente por la compra de vivienda por parte de las familias numerosas tanto en la Comunidad Valenciana, como en cualquier otra comunidad autónoma. Y esto es gracias a que el TEAR no se basa en la normativa autonómica valenciana, sino en el Código Civil, por lo que estamos ante una interpretación de normativa estatal. Se abre por tanto la puerta, a solicitar devoluciones tributarias.

“Los contribuyentes que compraron vivienda cuando todavía no eran familia numerosa (madre en gestación), y por ello, no aplicaron el beneficio fiscal previsto en su Comunidad, podrían ahora solicitar la devolución del impuesto indebido pagado en los últimos cuatro años. Y lo mismo puede decirse de las que cambiaron de categoría con el nacimiento del nuevo hijo”, señala José María Salcedo.

El abogado recomienda para los contribuyentes que van a comprar una nueva vivienda habitual que no apliquen el beneficio fiscal del ITP y el AJD, sino que esperen a que nazca el tercer hijo (separado del seno materno y vivo) y que a posteriori soliciten la rectificación y devolución del impuesto indebidamente pagado.

Por último, desde Ático Jurídico consideran que la interpretación del TEAR también podría extenderse a otros beneficios fiscales existentes para las familias numerosas (distintos de la compra de vivienda). No obstante, habría que analizar, en cada caso, la normativa existente.