Información sobre vivienda y economía

Ojo con donar a tus hijos para escapar del fisco: cada vez más jueces embargan bienes a los niños

Hacienda lleva tiempo declarando a los menores de edad responsables del pago de la deuda tributaria contraída por sus padres

Gtres
Gtres

Con la crisis económica que arrecia en España hay empresarios que, ahogados por las deudas tributarias y sin liquidez, donan bienes a sus hijos para evitar el embargo y mantener su patrimonio. Sin embargo, esta táctica no la pasa por alto la Agencia Tributaria, como tampoco aquellas situaciones en las que la donación se hace cuando el donante ni siquiera sabe todavía que Hacienda le va a exigir una deuda tributaria.

Hacienda lleva tiempo declarando a los menores de edad responsables del pago de la deuda tributaria. Y ahora una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ratifica la decisión del fisco y se suma a lo ya declarado por el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) y la Audiencia Nacional. Ahora el mundo jurídico está expectante a lo que diga el Tribunal Supremo.

Eso sí, el fisco no exigirá toda la deuda que se tenga contraída, sino la que se corresponde con el valor de los bienes donados. Por ejemplo, si un contribuyente tiene una deuda de 350.000 euros con el fisco y dona una casa al hijo por valor de 180.000 euros, la responsabilidad se exigirá sólo de los referidos 180.000 euros.  

José María Salcedo, socio del despacho Ático Jurídico, asegura que se trata de supuestos muy habituales en los que el padre, asfixiado por las deudas tributarias, decide donar inmuebles o dinero en metálico a sus hijos. En estos casos Hacienda reclama la deuda al que ha recibido los bienes en donación, es decir, a los menores de edad (artículo 42.2.a) de la Ley General Tributaria). Pero a Hacienda tampoco le importa que el contribuyente haya hecho la donación sin saber aún que es deudor tributario. Para el fisco se trata de un fraude.

¿Por qué? Porque la obligación de pagar la deuda con Hacienda nace en el momento en que se realiza el hecho imponible del impuesto, es decir, en el momento en que se donan los bienes. Por ejemplo, si en el IRPF de 2008 un contribuyente decide no declarar una ganancia patrimonial, desde ese momento, su patrimonio presente y futuro queda vinculado al pago de la deuda tributaria procedente. Y ello, a pesar de que Hacienda todavía no se la haya reclamado.

Por ello, cualquier acto de despatrimonialización que realice a partir de entonces (y lo es la donación de bienes a los hijos), puede considerarse que se ha llevado a cabo para perjudicar a Hacienda.

A partir de aquí, si los padres no pueden pagar la deuda tributaria, los hijos menores de edad deben responder hasta el valor de los bienes adquiridos por donación. Son responsables solidarios.

En definitiva, “toda operación de despatrimonialización se mira con lupa por la Administración Tributaria, por si su finalidad fuera la de evitar el pago de la deuda tributaria presente o futura”, añade Salcedo.

En la sentencia del pasado 20 de octubre (recurso 1130/2019), el TSJ de Castilla y León considera que el menor que recibió un terreno y varias transferencias bancarias de sus padres vía donación es responsable de la deuda tributaria.

El criterio del TSJ es claro: “La actora como menor que es, ha de asumir las consecuencias de su representación. Lo contrario supondría la absoluta imposibilidad de realizar declaraciones de responsabilidad solidarias frente a menores y la consiguiente impunidad de los deudores con hijos menores de edad. La menor carece de voluntad y por imperativo legal, su voluntad es sustituida por sus representantes legales.”

Concluye que: “Simplemente se debe verificar si el donante y el donatario actuaron con complicidad, y en este caso, uno y otro eran la misma persona, mediando el menor a modo de persona incapaz interpuesta.”

Aunque se trata de una interpretación que no es novedosa, ya que sigue la estela de lo ya declarado por el TEAC y la Audiencia Nacional, ahora se está a la espera de conocer la decisión del Tribunal Supremo. Tiene sobre la mesa un Auto de 21 de noviembre de 2019 (recurso 3172/2019). Ve interés casacional en la cuestión de determinar si cabe exigir la responsabilidad solidaria (regulada en el artículo 42.2.2) de la LGT) a un menor de edad al que se le ha donado la nuda propiedad de un inmueble.

Cómo actuar ante acuerdos en los que los menores son responsables

José María Salcedo aconseja recurrir aquellos acuerdos en los que se declare responsables a los menores de edad mientras que el Supremo no se pronuncie al respecto. De este modo, se evita que dichos acuerdos se vuelvan firmes y no puedan beneficiarse de una hipotética sentencia favorable del Tribunal Supremo.

“A partir de ahí, será el momento de decidir, en función de cuál sea el criterio del Supremo, si el requisito de la necesaria intencionalidad fraudulenta del que recibe los bienes, debe analizarse desde la óptica de los menores de edad, o desde la de sus padres, que actuaron en su representación”, sentencia Salcedo.