Información sobre vivienda y economía
luis de guindos, ministro de economía y competitividad

Las nuevas medidas del gobierno para proteger a los hipotecados

Autor: equipo

El ministro de economía, Luis de guindos, ha señalado durante su intervención en el congreso de los diputados que el gobierno subirá el porcentaje de adjudicación de una vivienda embargada del 60% al 75% de la tasación. Además, limitará a 30 años el plazo para conceder hipotecas para vivienda habitual que sean objeto de titulización. Y los jueces podrán reducir las deudas pendientes de las familias víctimas de un desahucio si el banco ha obtenido una plusvalía al vender la vivienda

De guindos ha avanzado algunos cambios que habrá en la ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios. Eso sí, estos cambios se presentarán como enmiendas durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley. Recordemos que el gobierno de zapatero ya elevó el precio al que el banco embarga las viviendas tras una subasta desierta del 50% al 60%, para evitar males mayores al deudor hipotecario. Sin embargo, tal y como denunció idealista news, de nada sirve que el gobierno eleve el porcentaje de adjudicación de una vivienda embargada sin postor ya que la banca sigue adjudicándose la vivienda habitual al 50% de su valor al recurrir al artículo 670.4 de la ley de enjuiciamiento civil

Además, se reformará la ley hipotecaria y la regulación del mercado para "equilibrar la posición de las partes" respecto de asuntos como las exigencias de cláusulas, tasaciones e intereses de demora. En concreto, se limitarán los intereses de demora a tres veces el interés legal del dinero para "evitar el crecimiento desorbitado de la deuda y facilitar que los deudores puedan afrontar el pago", añade. Esta medida se aplicará a los intereses de demora devengados a partir de la entrada en vigor de la ley y, por tanto, tendrá efectos sobre las hipotecas nuevas y también sobre las actuales que entren en mora

Como ya se anunció, se mejorará la independencia de las sociedades de tasación, limitando la presencia de los bancos en su accionariado del 25% al 10%. La ley hipotecaria incluirá una reglamentación para la venta extrajudicial de las viviendas, que hasta ahora "suscitaban problemas de legalidad", incluyendo la posibilidad de realizar "subastas extrajudiciales online" con un procedimiento "mucho más garantista que agilizará la resolución de las ejecuciones y aliviará la carga de los juzgados"

En cuanto a las ejecuciones hipotecarias, de guindos ha señalado que se permitirá que si tras la ejecución de la hipoteca al deudor de buena fe le restara deuda por pagar, el juez tendrá la potestad de decidir si se amortiza hasta el 65% máximo del total hasta el quinto año desde la ejecución o del 80% en diez años. Es decir, el juez podrá condonar el pago de la deuda remanente si el deudor paga el 65% del total pendiente en el quinto año desde la adjudicación del bien tras el proceso de subasta o el 80% en el décimo año. "Y si la entidad financiera obtiene una plusvalía con la venta del bien en esos diez años el juez podrá exigir que el 50% de esa plusvalía se reduzca de la deuda", ha añadido de guindos

Tocante a las subastas, el gobierno facilitará el acceso de los postores a las subastas "por ejemplo, rebajando los requisitos" como el aval necesario para pujar, que caerá del 20 al 5% del valor de tasación; ampliar de 20 a 40 días el plazo para que el adjudicatario encuentre financiación o impedir que el precio de subasta sea inferior al 75% del precio de tasación en escritura.

Mejora del código de buenas prácticas

De guindos ha señalado que entre marzo y diciembre se presentaron 1.500 solicitudes de aplicación de las medidas incluidas en el código -reestructuración de la deuda, quita o dación en pago-, de las cuales casi 800 fueron aceptadas. De ellas, en 317 casos se optó por la reestructuración viable de la deuda y en 78 casos se llegó a la dación en pago

No obstante, el gobierno ampliará los umbrales de exclusión que en su momento se fijaron para poder acceder a estas opciones, por lo que se elevarán los límites de los préstamos que se pueden acoger y se podrán modificar "en función de las cargas y circunstancias familiares"

Fondo social de viviendas

En cuando al fondo social de viviendas, constituido el pasado 17 de enero con unas 6.000 viviendas destinadas al alquiler  para desahuciados, el ministro de guindos anunció una reforma de la actual ley de arrendamientos urbanos para darle cobertura legal. Entre otros aspectos, se modificará la duración de los alquileres que será de dos años prorrogables a un máximo de tres. Habrá además una disposición para exigir a los servicios de atención de las entidades de crédito que resuelvan las reclamaciones relacionadas con los compromisos suscritos por las entidades 33 entidades financieras firmantes del convenio

 

Noticias relacionadas:

El gobierno rebajará el interés de demora de las hipotecas del 20% a un máximo del 6%

 

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail