Información sobre vivienda y economía

Santander sale de la guerra hipotecaria y sube el interés de sus préstamos

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

Banco Santander se desmarca de la competencia en el mercado hipotecario, aunque esta vez con un giro alcista. A pesar de que el sector está librando una lucha para aumentar la concesión de préstamos y está usando como atractivo la rebaja de intereses, la mayor entidad financiera del país ha optado por encarecer su oferta de hipotecas. 

En concreto, el banco ha elevado 20 puntos básicos el diferencial de sus préstamos variables, hasta dejarlo en el 2,29% durante los 12 primeros meses de vida de la hipoteca y en el 1,29% a partir de entonces. En este caso se trata de la opción que financia hasta el 60% del valor de tasación de la casa y, para tener esas condiciones, es necesario aplicarse bonificaciones por contratación de seguros, productos de inversión, domiciliación de nómina... Además, está restringido a las casas eficientes. 

Actualmente la entidad presidida por Ana Botín tiene un saldo vivo hipotecario de casi 60.000 millones de euros, de los que en torno al 90% está vinculado a un tipo de interés variable. No obstante, y como sucede en el mercado, el tipo fijo tiene un peso importante en las nuevas hipotecas. Y también hay novedades en esta parte de la oferta, donde el interés (TAE) se ha incrementado hasta situarse en el 2,4%, siempre y cuando se trate de una financiación de hasta el 60% del valor del inmueble. El interés se sitúa en el 2,36% para operaciones que financien entre el 61% y el 80%.

¿Y a qué responde este movimiento que va contracorriente? La respuesta es intentar bloquear el efecto negativo que tienen en el balance del grupo los bajos tipos de interés que reinan en la eurozona y hacer frente a la desaceleración económica, y por encima de todo mejorar la rentabilidad, incluso a costa de perder peso en el mercado. De hecho, la propia Ana Botín ha explicado en una entrevista a Bloomberg que el futuro del banco no está en el mercado europeo, sino en EEUU y América Latina, así como en el negocio digital. 

Es precisamente en el mundo online donde Santander está siendo más agresivo en el terreno hipotecario. Su filial Openbank es una de las pocas entidades que coloca el interés fijo por debajo del 2% TAE para préstamos de hasta 25 años con financiación de hasta el 80% del valor de la casa, mientras que establece un interés del 0,99%+euríbor en las variables (el primer año se paga un 1,99%), lo que le sitúa entre las ofertas más competitivas del mercado.