Información sobre vivienda y economía

Fórmulas para invertir en el extranjero (ll): fondos de inversión, etf´S y derivados

consejos para invertir nuestro dinero fuera de nuestras fronteras
Autor: luis garcia langa-iahorro

Artículo escrito por Luis García langa, agente financiero GVC Gaesco Mallorca y experto de iahorro.com

Como comentaba en el artículo “fórmulas para invertir en el extranjero”, hay mucho interés en invertir en mercados internacionales, y expliqué cómo hacerlo mediante la compra directa de acciones de empresas, adelantando que había otras herramientas para invertir. Algunos de los productos financieros que nos permiten invertir fuera de España son:

Fondos de inversión

Es un producto que simplifica mucho la elección de la inversión en el extranjero, ya que, una vez que hemos detectado un sector atractivo con poca representación en España o bien una zona geográfica donde sus bolsas tienen potencial de crecimiento, no tenemos que elegir una acción o una cartera de acciones en concreto (ya vimos que puede ser una tarea compleja o fiscalmente nos penaliza en el cobro de dividendos), ya que un equipo gestor lo hará por nosotros

Como es natural, la elección de los gestores del fondo de inversión es tan importante como la del sector o zona donde invertir, debiendo analizar antes de comprar los resultados históricos, premios obtenidos…. Y lo que es más importante, nos tienen que explicar la política de inversión (tipos de empresas, liquidez…), incluso algunas gestoras permiten el contacto directo entre el gestor y el cliente

Los fondos de inversión, tienen otras ventajas respecto a la compra directa de acciones:

- Normalmente no tienen un importe mínimo para invertir (en algunas gestoras puntuales sí los hay)

- Fiscalmente tienen la misma consideración que las acciones (ganancias/pérdidas patrimoniales), pero aplicando una retención en el momento de la venta, y aquí viene la ventaja más importante: podemos cambiar de un fondo a otro sin necesidad de vender, incluso de uno de Renta Variable a otro de Letras del Tesoro, por lo tanto, no nos aplicarán retención ni generaremos pérdidas ni ganancias hasta que lo decidamos (puede ser interesante fiscalmente en algún momento vender para poder compensar otras pérdidas o ganancias fruto de otros productos)

Como nada es perfecto, tiene un inconveniente: a diferencia de las acciones, no podemos elegir el momento del día o el precio concreto de la compra o la venta, ya que los fondos únicamente dan un precio diario que coincide con el del cierre de las acciones que lo componen, descontando diariamente la comisión de gestión y si lo hubiera el cambio de moneda

ETF’s

Son las siglas de su nombre en inglés (Exchange Traded Funds), y aquí los conocemos como “Fondos Cotizados”

Son Fondos de Inversión pero su operativa es la de las acciones cotizadas: es decir, internamente están compuestos por acciones de un sector o zona geográfica determinada, pero su gestión es pasiva, así que el equipo gestor no elige las acciones que comprar dentro de las características del fondo, sino que compra las acciones necesarias para replicar un índice en concreto, de tal manera que el fondo evolucionará prácticamente igual que el índice en cuestión (tendrá la pequeña diferencia de la comisión de gestión que se aplique)

En este tipo de fondos, la única ventaja respecto a las acciones es que no tenemos que elegir directamente qué acción comprar, sino que simplemente elegiremos el índice que consideremos que tiene potencial, pero no tendremos ninguna otra ventaja, ya que el funcionamiento es exactamente igual que las acciones: no existen traspasos sino que se tienen que vender, se aplica comisiones mínimas, incluso algunos pagan dividendos

Respecto a los fondos “tradicionales”, la ventaja es la liquidez que tiene, ya que igual que las acciones, podemos comprar en el momento del día y al precio que consideremos oportuno

Sobre los ETF’s también hay que destacar que algunos replican los índices a la inversa (es decir gana si la bolsa baja) y otros duplican la ganancia o la pérdida

Productos derivados

Son productos entre los que se encuentran los CFD’s, futuros, opciones, warrants… que conllevan una complejidad y un riesgo mucho mayor que las acciones y los fondos, ya que son apalancados, es decir solo tenemos que aportar una garantía, por lo tanto la pérdida puede ser mucho mayor en caso de equivocarnos

Personalmente no aconsejo comprar estos productos a no ser que se conozcan muy profundamente por el riesgo que he comentado antes

Al ser muy complejos, simplemente comentaré que a través de estos productos aparte de invertir sobre acciones e índices tanto nacionales como internacionales, también podemos hacerlo en materias primas, en cambios de moneda incluso en tipos de interés y por supuesto sacar beneficio de las bajadas…

Como podemos ver, en el mundo bursátil hay una amplia variedad de productos y todos muy válidos, pero no para todas las personas por igual: cada uno de nosotros debe elegir el que se adecúe mejor a sus necesidades y conocimientos

Visitar el comparador de bancos iAhorro.com y contactar con Luis García por Twitter

Noticia relacionada:

Fórmulas para invertir en el extranjero: bolsas internacionales