Información sobre vivienda y economía

¿Quién se está enriqueciendo más este año: los ‘súper ricos’ o sus propias empresas?

El basto patrimonio de empresarios como Amancio Ortega, Bill Gates, Mark Zuckerberg o Warren Buffett depende en buena medida de la sentencia que dicten los mercados sobre las empresas que ellos mismos han fundado.

La correlación es obvia: cuanto más confíen los inversores en Inditex, Microsoft, Facebook o Berkshire Hathaway, más ricos se harán sus propietarios y cuanto mayor sea el castigo que reciban las acciones de estos gigantes empresariales, más millones perderán las cuentas corrientes de sus creadores.

Aun así, y más allá de la lógica, el comportamiento entre imperios y sus respectivos emperadores no siempre es el mismo. En 2015, al menos, las empresas están ganando la mano a sus dueños con holgura, aunque encontramos alguna que otra excepción que confirma esta regla general.

Ortega, el único de los grandes que se enriquece

El español Amancio Ortega es el único de los cuatro hombres más ricos del mundo que ha logrado aumentar su fortuna en los ocho primeros meses del año, aunque lo ha hecho a menor ritmo que las acciones del gigante textil Inditex. Según las cifras de Bloomberg, el empresario gallego ha aumentado su patrimonio entre enero y agosto un 13,8%; esto es, en unos 8.400 millones de dólares, mientras que el valor en bolsa de su empresa ha subido el doble: un 25,4%.

En cambio, la fortuna de Bill Gates, fundador de Microsoft, se ha reducido un 7,7%; la del famoso inversor Warren Buffett, un 14,1% y la del magnate mexicano Carlos Slim, un 15,8%, lo que le convierte en el 'ultra rico' peor parado. Si traducimos estos porcentajes a dinero descubrimos que estos tres multimillonarios son hoy 28.500 millones de dólares menos ricos que a cierre de 2014. ¿Y cómo han evolucionado sus empresas? La respuesta es sencilla: mejor que sus fundadores. Los títulos de Microsoft han bajado en ese tiempo un 4,4%, mientras que los de Berkshire Hathaway, el vehículo de inversión de Buffett, han caído un 10,7%. El grupo Carso, en manos de Slim, incluso ha logrado revalorizarse un 5,5%.

El patrimonio de Jeff Bezos, el que más se dispara

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, es al que mejor se le está dando este ejercicio. De momento, su fortuna se ha incrementado un 59,8% o, lo que es lo mismo, en algo más de 17.000 millones de dólares. Para apreciar todo el dinero que ha conseguido entre enero y agosto basta recordar que su patrimonio ha aumentado tanto como los de Amancio Ortega, Mark Zuckerberg, Bernard Aenault y Liliane Bettencourt. Sus fortunas se han incrementado en unos 16.200 millones de dólares.

A pesar de esa cifra, las acciones de Amazon se están comportando todavía mejor: han cerrado el mes de agosto cerca de 513 dólares, lo que significa que se han revalorizado un 65% en 2015. Su registro no tiene parangón en el resto de gigantes empresariales: de hecho, su alza está muy por encima de la segunda empresa que más ha subido (Inditex, con un 25,4%).

Zuckerberg y Page ganan lo mismo

Facebook y Google son los reyes de Internet. La red social más conocida del planeta y el buscador más famoso de todos los tiempos están viviendo un buen año en bolsa. De momento, sus acciones crecen a ritmo de dos dígitos y están engordando la cuenta corriente de sus respectivos fundadores.

Mark Zuckerberg, por ejemplo, hoy es un 13,7% más rico que a finales del año pasado, mientras que Larry Page lo es un 15,7% más. En ambos casos, su patrimonio se ha incrementado en 4.700 millones de dólares. Aun así, las acciones de Facebook y Google han avanzado más deprisa: en los ocho primeros meses del año la red social se ha revalorizado un 14,6% y el buscador, un 17,7%.

Wang Jianlin, el magnate con más olfato

El chino más rico del mundo, Wang Jianlin, es la excepción que confirma la regla. Y es que su patrimonio se ha incrementado en lo que llevamos de año algo más de un 28% (esto es, en unos 7.100 millones de dólares), mientras que Dalian Wanda Commercial Properties (la filial de inversión en activos comerciales de su holding Dalian Wanda Group) ha cerrado los ocho primeros meses del año en números rojos: su valor de mercado se ha reducido un 2,3%.

¿Y esto cómo es posible? No podemos olvidar que Jianlin tiene múltiples inversiones de las que consigue una rentabilidad. Por ejemplo, y solo en España, es propietario del madrileño Edificio España y de una quinta parte del club de fútbol Atlético de Madrid. Gracias a su diversificada cartera de inversión, ha conseguido incrementar su patrimonio en casi una tercera parte hasta lograr situarse en el puesto 16 del ranking de las mayores fortunas del planeta.  

Las marcas europeas abren brecha

Los representantes europeos del ranking registran uno de los resultados más demoledores. Y es que sus respectivas empresas han crecido, como mínimo, un 50% más rápido que sus fortunas personales. El gigante textil español Inditex, por ejemplo, se ha revalorizado un 25,4%, mientras que el patrimonio de Amancio Ortega lo ha hecho a un ritmo inferior al 14%.

En el caso de Bernard Arnault, propietario del conglomerado de lujo LVMH, ha sucedido algo similar: su fortuna vale ahora un 8% más que a cierre del año pasado (2.500 millones más), mientras que LVMH es hasta un 12,4% más valiosa.

Más curioso todavía es el escenario que vive la francesa Liliane Bettencourt, la mujer mejor posicionada en el ranking de milmillonarios que realiza Bloomberg, cuya fortuna ha aumentado un escaso 1,9% (636 millones de dólares). En cambio, las acciones de su marca L’Oréal se han revalorizado hasta un 9,6%.

Walton y Ellison, los más bajistas del ranking

A pesar de que Carlos Slim es el único que ‘se empobrece’ mientras su empresa aumenta su valor, no hay duda de que los dos ricos que están sufriendo el año más duro son Christy Walton, propietaria de la cadena de grandes almacenes Wal-Mart, y Larry Ellison, fundador de Oracle. Tanto su patrimonio personal como las acciones de sus empresas acumulan fuertes descensos en lo que llevamos de año, lo que les puede llevar a perder posiciones dentro de la lista de Bloomberg.

De momento, la fortuna de Walton ha mermado en una quinta parte (esto es, en unos 8.300 millones de euros), mientras que los títulos de Wal-Mart se han desplomado cerca de un 23%. El escenario de Ellson no es demasiado mejor: su dinero y Oracle han perdido más de un 16% de su valor hasta agosto.