Información sobre vivienda y economía

La banca de inversión pone a la deuda española en cuarentena hasta las elecciones catalanas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Algunos bancos de inversión internacionales como UBS o RBS están aconsejando a sus clientes que apuesten por la deuda italiana antes que por la española hasta conocer qué sucederá el 27 de septiembre, mientras que BBVA asegura que la incertidumbre política está pasando factura a los bonos y Bank of America, que incluso se dejará sentir en la economía. También reconocen que si fracasa el desafío independentista, todo volverá a la normalidad.

La gran banca de inversión tiene muy presente la cercanía de las elecciones catalanas. El 27 de septiembre está marcado en rojo en el calendario y prefiere dejar a España en un segundo plano hasta conocer el resultado de las urnas.

Firmas como UBS o Royal Bank of Scotland están desaconsejando a sus clientes que inviertan en deuda pública española y, en su lugar, les recomiendan apostar por la italiana. En su opinión, los comicios catalanes tienen un riesgo mayor que los generales y, aunque los bonos italianos ofrecen algo menos de rentabilidad, la diferencia no compensa.

Para Royal Bank of Scotland, por ejemplo, los riesgos políticos estarán sobre la mesa hasta el 27 de septiembre. "Los inversores están más preocupados por las elecciones generales de diciembre que por las elecciones catalanes. Nosotros estamos en desacuerdo", señala. Y según UBS, la clave será la reacción y la contrarreacción entre Madrid y Barcelona tras el resultado.

Estas dos entidades no son las únicas que han reflejado en sus informes la incertidumbre que está provocando en las casas de análisis el 27-S. BBVA ya alertó la semana pasada que el desafío independentista está haciendo subir la prima de riesgo española (esto es, la distancia que separa al bono español a diez años del alemán, la gran referencia europea).

Bank of America-Merrill Lynch, por su parte, no esconde su interés tanto por las elecciones catalanas como por las generales. Es más, la entidad está convencida de que la incertidumbre política podría pasar factura a la confianza y la economía, por eso decidió revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para la economía doméstica.

Normalidad absoluta si fracasa el soberanismo

A pesar de las dudas e inquietudes que están generando en el mercado los comicios catalanes, los bancos de inversión aseguran que la deuda pública española recuperará la confianza inmediatamente si fracasan las propuestas soberanistas.

"Muchos de los comentarios de los mercados parecen centrarse en las elecciones nacionales, pero si los partidos independentistas en Cataluña no consiguen una mayoría absoluta el 27 de septiembre, una gran parte del riesgo político en España se habrá eliminado", asegura UBS.

"La conclusión es que, una vez se eliminen los riesgos políticos, el bono español puede seguir los pasos de la deuda irlandesa y converger", señala RBS.

Con todo, y a pesar de las advertencias que están realizando estas entidades a sus clientes, hay otras firmas de inversión que aseguran no estar preocupadas por el resultado del 27-S, ya que descartan que, finalmente, se produzca la separación de Cataluña del resto de España.

"Aunque los partidos independentistas ganen, que es probable, la independencia no vendrá próximamente. Creemos que casi todo esto se relajará si el Gobierno de Madrid renegocia que Cataluña tenga más autonomía fiscal", concluye Credit Suisse.