Información sobre vivienda y economía

Madrid es la región española donde hay más trabajadores por cada pensionista

Autor: Redacción

El creciente envejecimiento de la población española está haciendo mella en los números de la Seguridad Social. Actualmente hay 2,25 cotizantes por cada pensionista, el nivel más bajo en quince años. Según un estudio de BBVA, Madrid es la única región que tiene más de 2,5 trabajadores por cada pensión y doce autonomías estarían en una situación deficitaria si el pago fuera su competencia.

Las cifras del Ministerio de Empleo del mes de agosto lo dejan claro: en España hay casi 17 millones de trabajadores en España y más de 9 millones de pensionistas, lo que significa que hay 2,25 cotizantes en la Seguridad Social por cada persona que recibe una pensión pública.

La cifra del octavo mes del año es la más baja de los últimos 15 años y está lejos de los niveles alcanzados entre 2005 y 2009, cuando la proporción superaba ampliamente el 2,6.

Ahora bien, como recuerda el diario El Economista, si restamos a la cifra de cotizantes el número de parados inscritos en la Seguridad Social y nos centramos únicamente en el número de ocupados, la ratio se reduce ampliamente hasta 1,75.

Pero aún hay una cifra más preocupante: según el estudio que ha realizado BBVA, solo hay cuatro comunidades autónomas donde hay más de dos ocupados por cada pensionista: se trata de Murcia, Baleares, Canarias y Madrid, que es la única región española donde la proporción supera el nivel de 2,5, junto con las ciudades autónomas Ceuta y Melilla.

Relación afiliados-pensiones (2002-2014)

Fuente: El Economista

Por debajo de 2, pero por encima de la media también se sitúan Navarra y Andalucía, mientras que Asturias y Galicia son las comunidades con los peores registros: la ratio ni siquiera alcanza 1,25 cotizantes por cada pensionista.

El estudio de la entidad financiera asegura que, en el caso de que el pago de las pensiones fuera competencia de los gobiernos autonómicos y no del Estado central, más de la mitad de las regiones estarían en situación deficitaria.

Basta recordar que los Presupuestos Generales del Estado de 2016 incluyen una partida de más de 135.000 millones de euros para pagar las pensiones (de jubilación, viudedad, discapacidad…), una cifra que supera en casi un 50% a la destinada en 2007, y que todo ese dinero proviene de las arcas del Estado central.

En los últimos años, numerosos estudios han abierto el debate de la sostenibilidad del sistema de las pensiones en España. Y es que, en una sociedad cuya estructura tiende cada vez a una población de mayor edad, las reformas del sistema parecen inevitables.

El último análisis de Bank of America-Merrill Lynch, al menos, apunta a que España será en 2050 el segundo país del mundo con mayor peso de los mayores de 65 años sobre la población. Para entonces, una de cada tres personas tendrá una edad superior, un escenario que tan solo superará Japón.