Información sobre vivienda y economía

Así invierten los millennials españoles en productos financieros

Los millennials son una generación de cambio: han crecido con el desarrollo tecnológico, tienen inquietudes diferentes a las de sus padres y han tenido que lidiar con una crisis económica brutal para hacerse un hueco en el mercado laboral.

Son muchos los sectores, entre ellos el inmobiliario, que ven en los millennials la tabla de salvación de la demanda durante los próximos años. Y los expertos tienen claro que también será la generación que lidere el cambio digital en el mundo de la inversión.

Sin embargo, y aunque existen diferencias entre los jóvenes inversores y los de mayor edad, lo cierto es que su forma de sacar partido a sus ahorros no siempre está tan lejos de la que usan otros perfiles de mayor edad.

Ésta es una de las conclusiones del Barómetro del Ahorro 2017 que ha publicado la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), que asegura que “es una generación que en el mundo de la inversión no es tan digital como puede parecer. Incluso se puede decir que son conservadores, que invierten poco y que su manera de invertir se parece a la de sus padres”.

Resumimos cuáles son las principales características de los millennials españoles que invierten en productos financieros y en qué se diferencian de los inversores de generaciones anteriores:

1. Se arriesgan más que la media

A pesar de que más de la mitad de los jóvenes dicen ser conservadores a la hora de invertir, lo cierto es que el porcentaje del perfil moderado y dinámico (de riesgo) del colectivo millennial supera al que registran de media los inversores en España. Mientras el 58% de los inversores se declara conservador, en el caso de los jóvenes dicha cifra se reduce hasta el 53%. Así, el porcentaje de millennials que se declaran moderados y dinámicos supera al promedio nacional.

2. Buscan tener un colchón a corto plazo

Otra de las características de los jóvenes inversores es que toman sus decisiones de inversión pensando sobre todo en el corto y medio plazo. Es significativo que el 70% de los jóvenes invierten a un plazo de hasta tres años, mientras que dicho peso se reduce al 65% en el promedio de la comunidad inversora.

Y es que para la mitad de ellos su principal motivación para ahorrar es tener un colchón para cubrir imprevistos. En cambio, para la media de los inversores dicho porcentaje se reduce al 44%, mientras que el complemento para la jubilación pesa otro 32% (en el caso de los millennials, dicho factor representa el 18%).

3. Se informan más por Internet

La patronal también asegura que los jóvenes son los que más utilizan Internet para informarse sobre productos de inversión. Mientras que, de media, un 23% de la comunidad inversora busca información en webs y plataformas de entidades financieras, en el caso de los millennials el porcentaje asciende al 25%. También son más proclives a consultar a su asesor financiero independiente (un 18%, a puntos por encima del promedio), aunque dos de cada tres acaban acudiendo a una oficina bancaria para cerrar la contratación de un producto. La media nacional, en cambio, asciende al 74%.

4. Invierten más en depósitos y menos en planes y fondos

SI hay un producto que gusta más a los millennials que a los inversores de mayor edad son los depósitos bancarios. Hasta un 44% de los jóvenes inversores apuesta por estos productos, porcentaje que se reduce al 42% en la media. En cambio, y mientras el promedio sitúa la apuesta de los planes de pensiones en un 73%, en los jóvenes su peso se reduce hasta el entorno del 50%. También apuestan menos por los fondos de pensión (29%, frente al 33% de la media).

5. Están satisfechos con la rentabilidad que obtienen

El estudio sostiene que más de la mitad de los millennials que invierten están satisfechos con las rentabilidades que consiguen. De los que invierten en fondos de inversión, el nivel de satisfacción alcanza el 65% (frente al 58% de media) mientras que aquellos que tienen contratado un plan de pensiones el porcentaje se sitúa en el 58% (la media es un 55%).

A pesar de que la mayoría de los que invierten en este tipo de productos suelen estar contentos con el rendimiento que obtienen, lo cierto es que muchos millennials tienen un conocimiento escaso tanto de los fondos como de los planes de pensiones. En su caso, el 49% asegura no comprender bien los planes de pensiones, cifra que sube hasta el 62% en el caso de los fondos. De ahí que muchos opten por contratar finalmente depósitos bancarios.