Información sobre vivienda y economía

El ladrillo, la inversión más rentable del mayor fondo soberano del mundo

Autor: Redacción

Los activos inmobiliarios suponen el 2,6% de la cartera total de inversiones de Norges Bank, el gestor del fondo soberano de Noruega... que es el mayor del planeta. El valor de las inversiones del gigante del norte de Europa en ladrillo no cotizado supera los 22.000 millones de euros. Una apuesta de altos vuelos que está dando las mayores alegrías en el primer semestre del año. 

En el segundo trimestre de 2018, las inversiones inmobiliarias en activos no cotizados obtuvieron un retorno del 1,9%. La cifra sólo fue superada por las rentabilidades obtenidas en el mercado de acciones, que reportaron un 2,7%. Sin embargo, las cifras cambian mucho si se analizan los seis primeros meses del ejercicio. En esa comparación, el inmobiliario es el gran vencedor.

En la primera mitad del año, el ladrillo en la cartera de Norges Bank ha ofrecido un retorno del 4,4%. Es, con mucha diferencia, la apuesta más rentable del fondo soberano noruego ya que, en el ecuador del ejercicio, las inversiones en bolsa apenas rentaron un 0,42% (el fondo sufrió grandes caídas en el primer trimestre del año), mientras que la renta fija ofreció rendimientos negativos del 0,4%.

Por lo tanto, las apuestas inmobiliarias de Norges siguen a velocidad de crucero. El año pasado, la rentabilidad total fue del 7,5%, mientras que en 2014 y 2015 (2016 fue una excepción con una revalorización mínima de la cartera) se situó alrededor del 10%.

La cartera de activos inmobiliarios del fondo es muy variada. Se reparte entre oficinas, ‘retail’ y activos logísticos en los mercados más líquidos del mundo, desde Nueva York, Boston, Washington y San Francisco en EEUU; pasando por Londres, París, Berlín y Munich en Europa, hasta Tokio y Singapur en los mercados más desarrollados de Asia.

Pero no solo de activos no cotizados vive la apuesta por el ladrillo de Norges. Sólo en el segundo trimestre, las inversiones en inmobilarias cotizadas obtuvieron una rentabilidad del 5,2%. Es decir, casi el doble que el rendimiento medio de la cartera de bolsa en el mismo período, que también se ha nutrido de las grandes subidas de grandes compañías como Amazon, Apple y Shell.

En el conjunto del segundo trimestre del año, la rentabilidad media del fondo soberano noruego fue del 1,8%. De esta cifra, dos terceras partes están invertidas en renta variable y un 30% en renta fija. El resto, un 2,6%, es para los activos inmobiliarios. Esta última cifra se mantiene totalmente estable respecto al cierre del año pasado.