Información sobre vivienda y economía

Las socimis aprietan el paso e invierten 76 millones para engordar su cartera con más viviendas y hoteles

Autor: Redacción

Las operaciones inmobiliarias se aceleran en la recta final del año. En los últimos días, hasta tres socimis que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) han cerrado nuevos acuerdos para ampliar su cartera de activos.

Las protagonistas de estas transacciones son la sociedad de inversión hotelera Atom y los vehículos especializados en el mercado residencial Barcino y Galil Capital, que han invertido 75,82 millones de euros en hacerse con nuevos inmuebles.

El mayor desembolso lo ha realizado Atom, la socimi impulsada por Bankinter, que ha pagado 67,4 millones por hacerse con dos hoteles situados en el archipiélago canario. Por un lado, ha adquirido el Hotel Isla Bonita de Santa Cruz de Tenerife, un establecimiento de cuatro estrellas que cuenta con 439 habitaciones (de las que Atom adquiere 384) y que empezó a funcionar a finales de los años 80. Y, por otro, se ha hecho con el Hotel Riviera Marina, también de cuatro estrellas y con 125 habitaciones, ubicado en Las Palmas y con más de dos décadas en funcionamiento. Estas dos transacciones se han financiado con recursos propios.

La socimi Barcino, por su parte, ha adquirido un bloque de pisos situado en el centro de Barcelona, que incluye 11 viviendas que serán destinadas al alquiler. El importe que ha pagado es de 4,24 millones de euros, de los que un 20% han sido recursos propios y el resto ha sido financiado vía hipoteca.

Por último, la socimi Galil Capital ha comprado un inmueble situado en la calle Concepción Arenal de Barcelona por 4,18 millones de euros. El edificio tiene una superficie de casi 2.900 m2 repartidos en seis plantas, planta baja y sótano, e incluye 24 viviendas y tres locales comerciales. Actualmente está arrendado en su totalidad. 

En cambio, la socimi Jaba ha aprovechado los últimos días del año para desinvertir: ha vendido la antigua sede de Tráfico en Madrid por un importe de 21,5 millones de euros a Invesco y Grupo Barba. Se trata de un edificio de 5.700 m2 que incluye cinco plantas sobre rasante, que está situado en el número 125 de la calle Arturo Soria de la capital y que será reconvertido en viviendas.