Información sobre vivienda y economía

Las socimis aguantan firmes en bolsa tras la investidura de Pedro Sánchez

Autor: Redacción

La investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno está teniendo un impacto muy limitado en las cotizaciones de las mayores socimis. La incertidumbre sobre la posible reforma de las reglas del juego jurídicas y fiscales del sector se traduce en un pequeño episodio de debilidad en el parqué, que no va más allá del que muestra el conjunto del mercado español.

El Ibex 35 se mantiene muy cerca de los niveles a los que empezó el año. Por lo tanto, se ha quedado fuera de las primeras subidas en los índices europeos, que se han sobrepuesto a la incertidumbre en Oriente Medio y las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. Sin embargo, el factor político está pesando en el mercado nacional. De momento no provoca grandes caídas, pero sí bloquea la posibilidad de un rebote.

Con estas cartas sobre la mesa, las socimis está recibiendo en bolsa lo que se denomina como ventas preventivas. Es decir, que hay inversores que están rebajando posiciones en los grandes valores ante la expectativa de que el nuevo Gobierno active medidas que van contra los intereses del sector. Pero de momento estas ventas de los inversores más nerviosos son muy limitadas.

Teniendo en cuenta que las dos mayores socimis vienen de subidas extraordinarias en 2019 (un 40% Colonial y casi un 20% Merlin Properties), de la evolución de sus cotizaciones en este arranque de 2020 sólo cabe deducir que los inversores han decidido tomarse un respiro. Los dos gigantes han perdido las ganancias de los primeros días del año, pero la mini corrección es de muy corto alcance.

Colonial sigue donde empezó el año, cómodamente instalada por encima de los 11 euros, mientras que Merlin cede alrededor de un 2%. En el mercado continuo, Lar también pierde en torno al 2%, el mismo porcentaje que sube Arima. Movimientos poco destacables que además se enmarcan en un contexto general de suaves pérdidas de todo el sector en Europa. El índice que agrupa a las grandes socimis europeas pierde en torno al 3% en enero.

Por lo tanto, las espadas se mantienen en todo lo alto a la espera de que el nuevo Gobierno de coalición tome sus primeras decisiones más allá de la mera declaración de intenciones. Los inversores están valorando la diversificación geográfica y por activos de las grandes compañías españolas, un carro del que no están dispuestos a bajarse a pesar de las grandes plusvalías acumuladas en 2019.

La situación de las socimis contrasta con la de los bancos españoles. El sector financiero nacional, el otro potencialmente gran damnificado por el cambio de Gobierno, lo está haciendo sensiblemente peor en Bolsa. Todos sus miembros están en negativo en lo que va de año y sus pérdidas contrastan con la suave reacción al alza de la banca europea.

Además, hay que tener en cuenta que, a diferencia de las socimi, la banca fue el peor sector de la bolsa española en 2019 con caídas medias superiores al 3%. Sin embargo, la presión de los tipos de interés negativos en Europa sigue haciendo mella en las expectivas y las cotizaciones. No ocurre lo mismo en las socimi, donde los analistas están ratificando sus valoraciones en estas primeras sesiones del año.