Información sobre vivienda y economía

Los trabajadores españoles, los segundos de Europa que más ven peligrar su empleo actual

Autor: Redacción

La confianza de los trabajadores en mantener su empleo actual está bajando y ha llevado a España a situarse a la cola europea, junto con Grecia.

Según los datos que maneja la consultora Randstad, 63 de cada 100 ocupados confían en mantener su trabajo, lo que significa que los otros 37 perciben algún tipo de riesgo. Hace apenas medio año, el porcentaje de los optimistas se situaba en el 69%, lo que significa que se situaba seis puntos porcentuales por encima del nivel actual. La cifra actual también está a seis puntos porcentuales del mínimo histórico registrado en 2014 (57%).

La consecuencia de este descenso es que España ha perdido varios puestos en el ranking internacional, hasta convertirse en el segundo por la cola. Solo Grecia, con un 60% está por detrás en la clasificación. Por delante de España se encuentran también Italia y EEUU, dos países que en primavera registraban un porcentaje inferior de trabajadores confiados en mantener su empleo.

En esta ocasión, el país transalpino es el tercero peor de la lista, con un 65% de los trabajadores confiados en mantener su empleo actual. Todas las demás economías que aparecen en la tabla superan el 70%, llegando incluso al 80% en Japón y Noruega. Más altos aún son los resultados de Austria (81%) y Bélgica (82%), aunque sin duda los dos países más destacados de la lista son Luxemburgo (85%) y Alemania (83%).

La media de la UE, en cambio, ronda el 75%, situándose en línea con el resultado de Reino Unido, y ligeramente por debajo de China (77%) y Portugal (79%), aunque supera a los de otras potencias como Francia (74%), EEUU (72%) y Australia (72%).

La confianza en ascender, en mínimos

La consultora también ha analizado el porcentaje de trabajadores que esperan crecer dentro de su empresa. Y el resultado es peor al anterior: el porcentaje de ocupados que espera una promoción interna se sitúa en el 54%, el nivel más bajo desde que se recogen estas estadísticas.

Hasta ahora, el mínimo no había bajado del 57% (ahí se situó en el segundo trimestre del año), mientras que el máximo se ha quedado en el 64%. Un nivel que se alcanzó en el cuarto trimestre de 2015.