Información sobre vivienda y economía

El empleo juvenil sigue sin despuntar: en cinco CCAA ni siquiera trabajan dos de cada tres menores de 25 años

Autor: Redacción

El paro juvenil es una de las grandes lacras heredadas de la crisis. En 2013, 55 de cada 100 menores de 25 años no tenía trabajo en nuestro país, aunque en este último lustro la cifra ha ido mejorando y actualmente la tasa de ocupación supera el 66%. Según los datos del INE que ha analizado la consultora Randstad, se trata del nivel máximo desde 2008 y sitúa en casi un millón el número de trabajadores jóvenes.

Sin embargo, no todas las regiones registran el mismo porcentaje de ocupación. En algunas autonomías hay casi un 80% de menores de 25 años ocupados, mientras que en otras su peso se reduce por debajo del 60%.

Por debajo de la media encontramos cinco comunidades. Cantabria (65,1%), Canarias (62,6%), Castilla-La Mancha (58,2%), Andalucía (54,9%) y Extremadura, que cierra el ranking con un 49,7%. Es la única región española donde trabajan menos de la mitad de los menores de 25 años.

En el otro extremo de la clasificación se encuentran Baleares y País Vasco, donde están ocupados el 77% de los jóvenes. En Navarra, Castilla y León, Asturias, Cataluña, La Rioja, Aragón y Galicia el porcentaje también supera el 70%. Ya por debajo de dicho nivel, pero por encima del promedio nacional se encuentran Murcia, Comunidad Valenciana y Madrid, con tasas de ocupación de entre el 66,7% y el 69,6%, respectivamente.

En términos absolutos, Cataluña (222.400), Andalucía (153.800) y Madrid (149.900) son las regiones que registran el mayor número de trabajadores menores de 25 años. En concreto, entre las tres suman más de 526.000 trabajadores, es decir, el 52,8% de los empleados menores de 25 años pertenecen a una de estas tres comunidades. Tras ellas, Comunidad Valenciana (100.600), Canarias (47.100), Castilla y León (43.000), País Vasco (41.800) y Castilla-La Mancha (40.400) son las regiones más destacadas.

Con valores inferiores a 40.000 se sitúan Galicia (38.600), Murcia (37.700), Baleares (33.700) y Aragón (27.200), mientras que Extremadura (16.300), Navarra (16.000), Asturias (12.300), Cantabria (7.100) y La Rioja (5.700) son las que registran el menor número de ocupados menores de 25 años.

A pesar de la mejora y de las buenas cifras que registran algunas comunidades, lo cierto es que la tasa de ocupación de los jóvenes todavía está muy por debajo de las que registran otros países del entorno. Según los datos de Eurostat, la media europea se sitúa en el 85,2%, mientras que los promedios de Alemania (93,8%), Países Bajos (92,8%), Reino Unido (87,9%), Portugal (79,8%) y Francia (78,9%) también superan la media nacional. La tasa de ocupación de profesionales menores de 25 años en nuestro país sólo supera en Europa a las de Italia (65,3%) y Grecia (56,4%).

Estas cifras vuelven a poner sobre la mesa la dificultad de los jóvenes para acceder a la vivienda, lo que se convierte en uno de los principales desafíos para el sector inmobiliario durante los próximos años.