Información sobre vivienda y economía

Casas que se construyen como coches: llega la fabricación de chalets en la mitad de tiempo

Aedas Homes
Aedas Homes

Uno de los aspectos que más preocupan a los compradores de obra nueva -sobre todo en las operaciones de venta sobre plano- es el tiempo que deberán esperar hasta que puedan disfrutar de su nuevo hogar, algo que como norma general suele ser bastante.

Como un ‘mesías’ dispuesto a solventar en gran medida esta cuestión, una de las ‘superestrellas’ de la promoción residencial de nuestro país, Aedas Homes, ha creado una nueva línea de negocio en la que industrializa la fabricación de viviendas, como si de coches se tratasen, con el objetivo de reducir el tiempo de entrega.

“La nueva línea de negocio de Promoción Industrializada (‘offsite’) de Aedas Homes surge ante la demanda de muchos de nuestros clientes de acceder en menos tiempo a una vivienda de obra nueva. Adicionalmente, podemos controlar y mejorar la calidad de la ejecución. Todo esto lo conseguimos gracias a una mayor profesionalización de los oficios y a unas mejores condiciones de trabajo al realizarse en un entorno seguro”, comenta a idealista news David Martínez, consejero delegado de la compañía.

Y es que, con la técnica que debemos al mítico Adam Smith se reducen los plazos prácticamente a la mitad, según Aedas. De momento no se ha entregado ninguna de las viviendas que ya está construyendo la promotora en una fábrica de Seseña, Toledo, pero la firma asegura que con este sistema se tarda entre nueve y 12 meses en entregar una casa, frente a los 18 o 24 meses que se necesitaban con el modelo de construcción tradicional.

 “Se trata de transformar un proceso de ejecución secuencial de actividades (movimiento de tierras, cimentación, estructura, fachada, etc.) en un proceso simultáneo donde varios especialistas fabrican determinadas partes de la vivienda y éstas se ensamblan en una planta. Después, son transportadas en módulos hasta el emplazamiento definitivo. Este proceso de fabricación es similar al de la industria del automóvil. Se ejecuta por profesionales especializados en cada disciplina, lo que aumenta de forma significativa el control y, por tanto, la calidad de ejecución de las viviendas”, explica Martínez.

Respecto a su precio, Aedas remarca que este nuevo modelo de negocio no supone un abaratamiento en los costes que luego repercuta en el comprador, aunque no descarta que con el tiempo y cuando la tecnología mejore, si que se traduzca en inmuebles más baratos.

La fábrica donde se están construyendo las viviendas
AEDAS Homes

“Es importante aclarar que las viviendas industrializadas no tienen nada que ver con el concepto ‘low cost’. La vivienda construida a través de un proceso industrial tiene el mismo diseño que una construida de forma tradicional y con una calidad igual o superior, por cuanto su ejecución se realiza en un entorno controlado por mano de obra cualificada. Es importante diferenciar este producto de las casas prefabricadas que, por ejemplo, se hacen a partir de contenedores de barco. No tiene nada que ver”, justifica el Ceo de Aedas.

Eficientes, resistentes y de diseño

Aedas comenta que los materiales son idénticos a los de las viviendas ‘tradicionales’ y, por lo tanto, son igual de resistentes, incluso más, ya que están expuestas a un margen de error mínimo en la fabricación y ensamblaje. “Al fabricarse en cadenas de montaje controladas en lugares seguros, las garantías de la construcción en fábrica son las más elevadas”, explica Martínez.

Otro punto destacable es que Aedas mantiene su compromiso con el medioambiente y estas promociones estarán construidas bajo los más altos estándares de eficiencia energética y sostenibilidad.

Aedas Homes comienza esta nueva hoja de ruta con seis promociones de casas unifamiliares que en total suman 109 viviendas, todas ellas en la Comunidad de Madrid. Concretamente se ubican en: Torrejón de Ardoz (3), Boadilla del Monte (2) y en El Cañaveral (1). La primera promoción que estará finalizada será la de Torrejón de Ardoz, que según la compañía estará lista para noviembre de este año.

Industrialización no es sinónimo de pérdida de diseño. Los proyectos de Torrejón de Ardoz estarán diseñados por Ortiz León Arquitectos y los de Boadilla del Monte y El Cañaveral llevarán la firma del Estudio Lamela.

Puede que en el futuro veamos rascacielos prefabricados por doquier, pero por el momento, la firma solo se ha atrevido con viviendas industrializadas ‘bajas’, pero no se van a quedar ahí. “Aún no hay una fecha, pero ya estamos trabajando en varios proyectos de viviendas en altura. No cabe duda de que con las promociones de viviendas en altura se conseguirán antes economías de escala y, por tanto, mayores beneficios para la compañía.”