Información sobre vivienda y economía

El sector inmobiliario busca alcanzar para 2030 una construcción libre de emisiones de CO2

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons
Autor: Carlota Morán

La pasada semana se celebró en Madrid de la mano de ASPRIMA (la asociación de promotores inmobiliarios de Madrid) y Uponor el Primer Encuentro Inmosostenible, donde varios expertos abordaron los retos a los que se enfrenta el sector inmobiliario para conseguir una construcción comprometida con el medio ambiente.

Según Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de ASPRIMA: “Debemos atender al impacto de los gases de efecto invernadero, a la huella hídrica en procesos de construcción y rehabilitación, y a la economía circular”. Recalcó además la instauración de la figura del Agente Rehabilitador dentro del proyecto de reforma del parque residencial, cuya función será la de preparar la documentación necesaria para las reformas, agilizar la gestión de ayudas y procesos de financiación y velar por la calidad de las actuaciones y el cumplimiento de las mejoras energéticas.

El objetivo principal en Europa es poder alcanzar un 0% de emisiones de CO2 para el año 2050, lo cual requiere descarbonizar por completo la construcción de edificios de aquí a 2030. Valentín Alfaya, director de sostenibilidad de Ferrovial y presidente del Grupo Español para el crecimiento verde, ha apuntado que “deberían emitirse 1,7 toneladas de CO2por persona al año para poder cumplir con los objetivos a finales de siglo. Actualmente, la cifra alcanza las 6 toneladas en nuestro país”.

Emplear materiales como el acero o el cemento en la construcción de edificios coloca al sector inmobiliario como el tercero con mayor impacto en la emisión de gases de efecto invernadero. Ante este problema se han planteado varias soluciones, como el uso de la madera, un material duradero y mucho más sostenible, digitalizar los procesos de tramitación y diseño, o la industrialización en la construcción de baños o fachadas, que supone un recurso mucho más eficiente y rápido de instalar.

Un ejemplo de edificación sostenible lo ha aportado Martin Löker, director de operaciones UBM development en AG Austria. Su empresa ha creado el primer edificio de oficinas en Frankfurt con una estructura híbrida de madera, lo cual supone una reducción del 50% en las emisiones de C02 que se producen en el proceso de edificación.

Otro gran problema es la rehabilitación de edificios y la renovación urbana. Según Ilari Aho, vicepresidente en Sostenibilidad y Asuntos Regulatorios en Uponor Corporation, un 40% del total de edificios que existirán en el año 2050 ya han sido construidos y requerirán una reforma sostenible. En España, el 90% de las viviendas fueron contruidas antes del primero Código Técnico de la Edificación (CTE) en 2008, que impone las calidades mínimas con las que debe contar un inmueble. Actualmente, más de 23 millones de viviendas en nuestro país deben ser renovadas antes de 2050.

Por su parte, Paz Guzmán Caso de los Cobos, economista sénior en la Comisión Europea, ha señalado que casi 7.000 millones de euros del plan de Recuperación y Resilencia de España irán destinados a este proceso.

En la mesa redonda de debate Financiación verde, han participado Álvaro Colino, director de coordinación de negocio y productos sostenibles en Caixabank, Vanessa Gelado, senior managing director de Hines España, y Cristina Reina, CFO en la Gestora de Activos inmobiliarios de Arcano. Los expertos han coincidido en que las entidades financieras funcionan como aceleradoras y canalizadoras del cambio en sostenibilidad y afirman que el número de interesados en financiar procesos sostenibles es cada vez mayor, sobre todo en Europa donde tanto los clientes, como los inversores, se muestran cada vez más concienciados.

El encuentro ha contado también con la participación de José María García, Viceconsejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, quien ha explicado que quieren convertir Madrid en “la región más sostenible de Europa”. Actualmente la zona cuenta con varios procesos de ecosostenibilidad como la depuración del 100% de sus aguas y la devolución a los ríos del 50% de las aguas tratadas. Además, afirma, el 50% de la comunidad es territorio protegido, lo cual supone un valor ambiental que preservar.

Alcanzar la sostenibilidad en el sector inmobiliario se presenta como un proceso ambicioso y que requiere de una participación global, pero gracias a las nuevas propuestas, los recursos financieros y al compromiso de las empresas, es un reto que podría llegar a conseguirse en un futuro.