Información sobre vivienda y economía

El juez ordena el desahucio de la sede de clesa en Madrid por impago del alquiler

Autor: Redacción

Tras meses sin pagar el alquiler, incluso después de haber finalizado el contrato de arrendamiento, clesa deberá abandonar su sede en Madrid. Metrovacesa ha logrado que el juzgado declare el desahucio de la empresa del grupo nueva rumasa, actualmente en concurso de acreedores con una deuda superior a los 800 millones de euros

El servicio común de notificaciones y embargos tendrá ahora que fijar una fecha en la que proceder al desahucio. Si el inmueble está cerrado o la empresa no permite el acceso al inmueble en tal fecha el auto indica que el desahucio se llevará a cabo “recabando incluso el auxilio de la fuerza pública y autorizándose la intervención de cerrajero”

El contrato de clesa con metrovacesa por su sede en Madrid venció hace tiempo, pero la empresa no había abandonado el edificio ni tampoco pagado el alquiler o la indemnización de 15.700 euros mensuales de penalización pactada en las cláusulas del contrato