Información sobre vivienda y economía

Proyecto Ánfora: Los fondos Cerberus y Lone Star pujan por comprar más ladrillo a BBVA

Autor: Redacción

Los grandes fondos americanos y los bancos españoles siguen formando una buena pareja de baile inmobiliaria. Y es que las entidades todavía tienen lastre que soltar y el capital extranjero, interés por ampliar sus portfolios.

Un nuevo ejemplo de ello es el 'Proyecto Ánfora', que tiene como protagonistas a BBVA, Cerberus, Lone Star y el fondo de pensiones de Canadá (CPPIB). La entidad financiera les ha seleccionado como finalistas para hacerse con la mayor cartera de activos que hay disponible en el mercado: unos 2.500 millones de euros en créditos inmobiliarios.

El banco está estudiando ya las ofertas de los tres gigantes norteamericanos, que se sitúan alrededor de los 1.000 millones de euros, para cerrar la operación en las próximas semanas y mejorar todo lo posible los resultados anuales. Según el consejero delegado de BBVA, el ladrillo dejará de restar en las cuentas a partir del año que viene.

Los potenciales compradores son tres de los agentes más activos del sector. Cerberus ha cerrado varias acuerdos con los bancos (Santander, Sabadell y BBVA, a quien ha adquirido la inmobiliaria Anida), mientras que el fondo canadiense participa en Altamira y también ha comprado portfolios de entidades (Sabadell y BBVA, por ejemplo), y Lone Star quiere ganar volumen tras haber comprado ladrillo a Caixabank. 

Este ejercicio podría saldarse con una cifra récord en lo que a desinversión inmobiliaria de los bancos se refiere: si las previsiones están en lo cierto, durante 2018 los bancos se habrán quitado del balance en torno a 90.000 millones de euros en activos adjudicados y préstamos mororosos, casi el doble que en 2017, que ya tocó máximos con 51.000 millones traspasados.