Información sobre vivienda y economía

2.000 millones para demoler 40.000 casas y restaurar otras 45.000: así será el renacer de detroit

Autor: @RobertoArnaz

Durante los próximos cinco años los equipos de demolición trabajarán a destajo en detroit, la otrora capital mundial del motor tirará abajo 40.000 viviendas que el éxodo vivido en las últimas décadas –agudizado hasta el extremo con la crisis económica y los estragos del estallido de la burbuja inmobiliaria– ha dejado abandonadas y semiderruidas. Esto supone que diariamente 21 casas serán convertidas en un montón de escombros hasta mediados de 2019

Aunque la ciudad está en situación de quiebra desde verano de 2013 y de que su deuda supera los 19.000 millones de dólares, el gobierno local ha aprobado una partida de emergencia de 850 millones de dólares para demoler las viviendas en peor estado. Pese a la precaria situación económica, esta medida es necesaria para controlar los casi 30 incendios que se declaran a diario en viviendas abandonadas y que suponen un coste aún mayor

Las casas que serán víctimas de la piqueta son aproximadamente la mitad de las casi 85.000 que se cree que están actualmente vacías. Los inmuebles que por su estado no requieran de una medida tan extrema serán rehabilitados en un intento por recuperar áreas de la ciudad que a día de hoy podrían considerarse territorio salvaje

 

En total, detroit invertirá 2.000 millones en este plan con el que intentará renacer de sus cenizas, literalmente: cada año arden hasta 5.000 viviendas y locales como consecuencia de los fuegos provocados. Además, la ciudad ha perdido un cuarto de millón de habitantes desde el año 2000 y más de 1,1 millones desde su época dorada, en los años 50

Reciclaje de emergencia

La decisión de tirar abajo 40.000 viviendas va a tener un inesperado beneficio para los (pocos) habitantes que aún quedan en las zonas más deprimidas de detroit. Un grupo de arquitectos, diseñadores y artistas locales se han unido en el proyecto ‘door stops’, que pretende convertir los restos de los edificios derrumbados en paradas de autobús     

A lo largo de 2013 ya se instalaron 25 de estos apeaderos reciclados de las cenizas del viejo detroit. En 2014 se pondrá en funcionamiento la segunda fase del proyecto en la que se incluirán paneles solares y gps para conocer cuándo llegará el próximo autobús