Información sobre vivienda y economía

En las tripas del ‘Calatravasaurio’: así es por dentro la polémica estación diseñada por Calatrava para la ‘Zona Cero’ (fotos)

Autor: Redacción

Desde que en 2004 se presentó el proyecto para reconstruir el intercambiador de transportes destruido por los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas, el diseño del arquitecto español Santiago Calatrava para la ‘Zona Cero’ de Nueva York ha pasado de ser una maravillosa obra de ingeniería que representaba al águila calva (símbolo nacional de EEUU) en pleno vuelos a ser conocido despectivamente como el ‘Calatravasaurio’ o ‘la estación más cara de la historia’.

La Autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey le echa la culpa al extraordinario y exagerado diseño "mucho más complejo de construir lo inicialmente previsto", lo que ha provocado numerosos retrasos e incrementos de costes en una construcción que presumiblemente costará la friolera de 4.000 millones de dólares, casi el doble de lo presupuestado inicialmente y prácticamente lo mismo que costó la construcción de las Torres Gemelas en 1973, si ajustásemos la inflación.

Además, el proyecto del arquitecto español preveía un techo móvil que permitía abrir la estación hacia el cielo, opción que se desechó para evitar incurrir en mayores costes para reducir costes. Además, un análisis de seguridad obligó a duplicar el número de ‘costillas’ de acero de la estructura exterior para evitar posibles derrumbes, cambiando la apariencia del edificio, que pasó de evocar a un pájaro a parecerse a un dinosaurio.

Si bien la estructura exterior ya va cobrando forma, en las tripas del ‘Calatravasaurio’ aún queda muchísimo trabajo por hacer si, como está previsto por las autoridades neoyorquinas, la estación pretende estar operativa a finales de este año. A juzgar por las imágenes captadas por un fotógrafo de la web Animal New York, no van a tener fácil llegar a tiempo.