Información sobre vivienda y economía

Arquitectura exhibicionista: 10 edificios con fachadas de cristal que parecen transparentes

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Si eres de los que jamás alquilarían un piso interior porque te deprimes sin ver a los transeúntes pasar por debajo de tu casa o sin contemplar la boina de contaminación de la gran ciudad, quizá te resulten atractivos los edificios transparentes. En los últimos años, muchos arquitectos han diseñado bellas construcciones con paredes transformadas en gigantescos ventanales en los que no te volverías a sentir encerrado. 

Seguro que en alguno de los siguientes inmuebles los amantes de los espacios abiertos se sentirían más a gusto para vivir o trabajar: 

El mítico 'pepinillo' de Londres. Con sus 180 metros de altura, el Gherkin es uno de los edificios más altos del corazón financiero londinense y también uno de los más admirados. Su estructura de vidrio permite ver el exterior y regular la luz natural y la temperatura, ahorrando energía para climatizar sus 40 plantas.  El año pasado, el multimillonario brasileño Joseph Safra adquirió este inmueble diseñado por Norman Foster por la escalofriante cifra de 927 millones de euros.

el Gherkin uno de los edificios más altos de Londres
 

El edificio de las cien caras de Bilbao. La sede del Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco en la capital vizcaína, inaugurada en 2008, es una original obra de los arquitectos Coll-Barreu. Conocido coloquialmente como el 'edificio del papel arrugado', su fachada poliédrica y su estructura de doble vidrio ideada para mejorar la sostenibilidad provocan que sobre esta construcción se reflejen los inmuebles que la rodean.

El edificio de las cien caras de Bilbao
 

La pirámide de cristal del Louvre. Aunque no vas a poder vivir ni montarte tu oficina en ella, esta estructura se ha convertido en uno de los edificios de cristal más icónicos del mundo. La pirámide, que sirve como entrada al museo, fue inaugurada en 1989 por el entonces presidente,  François Mitterrand. Aunque a estas alturas es todo un símbolo del museo de arte más visitado del planeta, en un primer momento se criticó su instalación y su diseño, adjudicado a un arquitecto chino.

La pirámide de cristal del Louvre  
 

Un gigantesco taller transparente en Japón. El Instituto Tecnológico Kanagawa cuenta desde hace unos años con un amplio espacio que invita a la creatividad: 305 soportan un techo completamente transparente. Las paredes invisibles se limitan a rodear el edificio, ya que en el interior todo el espacio es diáfano. Un lugar donde la diferencia entre estar dentro y fuera se difumina.

Edificio con paredes de cristal en Japón
 

Una colmena de cubos desnudos como apartamentos. Un estudio de arquitectura italiano ha diseñado este edificio formado por doce hogares que parecen ansiar salir al exterior en Suiza. Sin embargo, lo más espectacular de este inmueble son las maravillosas vistas que se pueden contemplar desde sus estancias. El inmueble se sitúa justo enfrente del espectacular Lago de Lugano, rodeado de montañas.

   

El rascacielos invisible de 450 metros. Hace dos años, os contábamos que se había comenzado a diseñar la torre Infinity, un gigantesco rascacielos que engañará a nuestros sentidos. Su fachada de vidrio combinada con un sistema de cámaras y pantallas led que proyectarán sobre el edificio las imágenes que se graben desde él nos harán creer que no existe en realidad. Una torre que desaparecerá en medio de Seúl en los próximos años, ya que todavía no se sabe cuándo estará lista.

 

Una construcción zamorana protegida por una piel transparente. El estudio de arquitectura vallisoletano Campo Baeza ha ganado hace unos meses el BigMat International Architecture Award por el edificio del Consejo Consultivo de Castilla y León. Sus creadores se han inspirado en un invernadero para crear este edificio, en el que el concepto de ventana desaparece, como si las paredes estuvieran realizadas completamente en el aire.

 

Una casa acristalada... de cine. Skyline Residence es una preciosa vivienda geométrica presidida por un enorme fotografía de Humphrey Bogart  e Ingrid Bergman en la mítica 'Casablanca'. Una vivienda funcional en Los Ángeles no apta para todos los bolsillos. El año pasado, el cantante Pharrell Williams la adquirió por la friolera de 7 millones de dólares (6,4 millones de euros).

  

La vela transparente de Barcelona. El hotel W, diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill, ha sido tan criticado por los vecinos, que consideraban sus 26 plantas como un obstáculo que les impediría ver el mar, como alabado arquitectónicamente. Su fachada acristalada hace que creamos que la construcción está a punto de zarpar cual vela henchida por el viento.

 

Una mansión que enseña sus módulos. Esta vivienda de Vancouver está compuesta por una pila de cajas acristaladas para crear terrazas en tres niveles diferentes. Tres paredes del comedor han sido sustituidas por cristales, de forma que el propietario siente que está flotando literalmente en las copas de los árboles. Un diseño que transmite una sensación de amplitud aún mayor a los 430 m2 de este chalet.